Cerca de 90% de los 3,500 negocios que se abren de manera anual por jóvenes en el estado cierra en menos de dos años debido a problemas de administración o desconocimiento del sector, afirmó Jorge García Argüelles, presidente de la Comisión de Jóvenes Empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

La mayor parte de estos negocios pertenecen al sector servicios, a pesar de que los jóvenes empresarios no tengan las herramientas para operar y hacer crecer su inversión.

Durante el 2008 y el 2009, la apertura de empresas por jóvenes fue una de las constantes porque muchos perdieron sus empleos. Con su liquidación y apoyados en sus ahorros, abrieron un negocio sin visión a largo plazo o mientras conseguían un nuevo empleo , comentó García Argüelles.

Sin embargo, casi todos los negocios cerraron con gran rapidez, muchos de ellos el mismo año en que fueron abiertos, debido a la falta de capacitación para administrarlos.

En promedio, los negocios de los jóvenes empresarios cierran entre el primero y el segundo año de vida y sus inversiones oscilan entre los 30,000 y los 70,000 pesos, para lo que recurren a créditos.

APOYO PROFESIONAL

De los establecimientos de jóvenes 70% es de servicios, que requiere inversiones menores y genera apenas un empleo por negocio. Ante lo poco exitosos que resultan, la Coparmex comenzó una campaña para darles a conocer las distintas cámaras y organizaciones que existen para que se acerquen a los programas de capacitación y financiamiento que pueden encontrar en diversas dependencias estatales y otros organismos privados.

Jorge García se declaró convencido de que la visión emprendedora debe inculcarse entre los jóvenes de todo el país, toda vez que existen unos 28 millones de mexicanos menores de 35 años, que están a la búsqueda de algún empleo.

Aunque la mayor cantidad de fuentes laborales en el país la genera pymes, se pretende consolidar a los jóvenes desde las universidades, como un grupo de empuje para la generación de fuentes de ingresos propios.

Organizaciones como Jóvenes Empresarios de la Cámara Nacional de Comercio iniciaron también campañas de afiliación para promover acciones de capacitación, aunque en el sector comercio las inversiones iniciales de los emprendedores son mucho menores, ya que algunas suman apenas 5,000 pesos y este financiamiento inicial se cubre con ahorros o apoyo de los padres.

En ambos casos, las organizaciones de jóvenes de empresarios piden apostarle a la innovación y atención de las necesidades de la zona en la que viven, para garantizar un mercado a sus productos y servicios.