Las actividades que ha realizado Petróleos Mexicanos (Pemex) para acelerar la producción han provocado que disminuya el volumen técnicamente recuperable de algunos yacimientos mexicanos, como el campo Xanab, expuso este jueves la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

En la quinta sesión extraordinaria del 2020, el órgano de gobierno del regulador aprobó un nuevo plan para el desarrollo de la asignación A0369 Campo Xanab, en aguas someras del golfo de México, reduciendo cuatro veces el volumen de petróleo y cinco veces el de gas a extraerse para los próximos 20 años, hasta la vigencia de la asignación en el 2040.

Pero con un costo de 1,016 millones de dólares, de los cuales 734,000 dólares serán para gastos de inversión en equipos y tecnología, 246,000 dólares para gastos de operación y 36,000 dólares para otros egresos como impuestos y pagos por utilización de infraestructura cercana, el volumen remanente del yacimiento reportado asciende ahora a 59.7 millones de barriles de crudo y 39,360 millones de pies cúbicos de gas.

Con este nuevo cálculo, Xanab, ubicado frente a las costas de Tabasco a un tirante de agua de 30 metros y a 24 kilómetros del Puerto de Dos Bocas, reduce en 187 millones de barriles de crudo y en 121,800 millones de pies cúbicos de gas las expectativas de producción para los siguientes años.

Al respecto, la comisionada Alma América Porres ahondó en las causas de esta reducción: el campo, que contiene dos yacimientos en distintas profundidades (Jurásico y Cretácico Kimerigdiano) y que en su pico de producción del 2017 alcanzó una extracción de más de 170,000 barriles diarios de crudo, ha sido invadido de agua, con lo que aunque los recursos in situ permanecen ahí, ahora se podrían extraer sólo a un costo demasiado alto, que hoy no es factible para la petrolera mexicana.

A pesar de su alto volumen de recursos originales, Xanab tiene yacimientos con la mayor presión que existe en el país, precisamente por la cercanía con mantos acuíferos. Entonces, al ser desarrollado mediante pozos que se perforaron con diámetros superiores a los que técnicamente mantendrían la presión, se provocó la invasión de agua. Lo anterior fue resultado de buscar incrementar la producción en el menor plazo.

“Xanab ha sido un yacimiento muy importante para el país, recordemos que el año pasado fue el quinto mayor productor del país y hoy presenta estas características por un manejo inadecuado de los recursos, que incluso ya hemos sancionado aquí en la CNH”, dijo Sergio Pimentel, comisionado de la CNH.

Sin embargo, dijo la comisionada Porres, se aprobó el nuevo plan de desarrollo, pero con la expectativa de que se pueda presentar en el futuro una alternativa que vuelva técnicamente viable la recuperación del volumen que queda, porque en las condiciones actuales “estamos condenando un yacimiento”.

[email protected]