Las acciones de Petrobras se derrumbaron el lunes más de 14% en la Bolsa de Sao Paulo, que cayó 4.49%, al día siguiente de la reducción de precios del diésel anunciada por el presidente brasileño Michel Temer para poner fin a una huelga de camioneros.

Las acciones preferenciales de Petrobras cayeron 14.6% y las ordinarias 14.07 por ciento.

Las acciones de Petrobras en la bolsa de Buenos Aires perdieron 12.97% y lideraron una caída de 3.41% de esa plaza.

La semana pasada las acciones de la petrolera controlada por el Estado ya habían caído 14% en la bolsa de Sao Paulo, tras las primeras concesiones hechas por el gobierno brasileño para acabar con los bloqueos de carreteras que paralizan al país.

Las medidas anunciadas el domingo incluyen la reducción de 46 centavos de real por litro de diésel durante 60 días, y luego una revisión mensual de precios, y ya no diaria, como lo hacía Petrobras hasta la semana pasada, cuando estalló la crisis.

El ministro de Hacienda, Eduardo Guardia, aseguró que esa medida "no ocasionará ningún perjuicio" a la compañía y que "no supone una congelación de los precios", sino que "sólo altera la periodicidad" de la revisión.

La empresa trata por otro lado de desactivar una huelga de operarios de 72 horas, convocada a partir del miércoles, para denunciar la política de precios y exigir la renuncia de su presidente, Pedro Parente.

El analista Raymundo Magliano Neto, de Magliano Corretora, cree que "el mercado exageró un poco" con la sanción y que "habrá una corrección" al alza el martes.

"Hay temor sobre la continuidad de Parente y sobre la huelga [de camioneros]; la expectativa es que con las negociaciones la huelga acabaría, pero en algunos puntos se mantiene y eso provoca inseguridad en los inversores, que prefieren vender", dijo Magliano Neto a la AFP.

abr