El grupo japonés de autopartes Takata, duramente golpeado por el escándalo de sus airbags defectuosos y que podría verse obligado a declarar suspensión de pagos, sufrió una fuerte pérdida de valor este lunes acumulando un retroceso de 56% en una semana.

NOTICIA: A revisión a casi 2.5 millones de autos de seis automotrices por culpa de Takata

La acción de Takata, que registró su sexta sesión de baja consecutiva en la bolsa de Tokio, cerró con un desplome del 17.63%, hasta los 467 yenes, el retroceso máximo autorizado. El pasado jueves y viernes pasados también había alcanzado el límite de caídas.

En un comunicado publicado al cierre de los mercados, el Tokyo Stock Exchange anunció para el martes "una ampliación del límite de fluctuación diaria", por lo que, en teoría, la acción del grupo podría desplomarse hasta un 34% ese día.

NOTICIA: CEO de Takata anuncia su salida tras crisis de airbags

Golpeado desde hace tres años por un escándalo a gran escala de airbags defectuosos, el fabricante japonés se dispone a cerrar negociaciones claves con potenciales inversores.

Según varios medios, los dos últimos candidatos en liza para orquestar la restructuración de la compañía privilegian una suspensión de pagos. Se trata del grupo sueco Autoliv y de un consorcio encabezado por el estadounidense Key Safety Systems, asociado al fondo Bain Capital y a la firma japonesa Daicel.

NOTICIA: GM llamará a revisión otros 4.3 millones de vehículos por culpa de Takata

"El proceso de selección de un inversor está en curso", reaccionó el viernes el comité creado hace meses por Takata para examinar las diferentes ofertas. "Es muy lamentable que tales artículos de prensa se hayan publicado durante el proceso, provocando el caos en el mercado", agregó.

erp