Si México no desea convertirse en gran importador de gas natural, debe permitir la inversión privada en la exploración de este energético y en crudo, pues con la producción actual no atenderá la duplicación del consumo de energía, producto del crecimiento estimado del 5% del PIB en 10 años, expresó José de Jesús Hernández, director general de Alpek, subsidiaria petroquímica del conglomerado Alfa.

En el marco del evento Value Investing Forum 2012, organizado por Sabino Capital y la Fundación Legorreta Hernández, el director general de Alpek dijo también que no obstante que nuestro país ocupa el cuarto lugar en reservas de gas natural, produce apenas 24% de lo que demanda el mercado, mientras que se prevé que importará 40% para el 2020, una situación que contrasta con los más de 8,000 pozos que producen gas natural en Estados Unidos, en tanto que en nuestro país sólo se perforan cuatro.

Tras señalar que en reservas de gas México estás detrás de China, Estados Unidos y Argentina, y que debe fomentarse la producción de este energético para crear riqueza, advirtió que en el corto plazo la importación del mismo es insoslayable, y que para ello debe ampliarse la red de ductos para importarlo de Estados Unidos, pues la que existe está saturada.

En referencia a la exploración de crudo a través de los shales (lutitas), afirmó que si México no desarrolla la producción en este sector desperdiciará una oportunidad, pues Estados Unidos aumentará su producción en el periodo de 2012-2020, con esa nueva tecnología cuya consecuencia será la moderación de los precios del petróleo, lo que afectará a nuestro país.

En mención explícita a la resistencia de reformar la constitución mexicana para permitir la inversión privada en la exploración de crudo, José de Jesús Hernández explicó que en Estados Unidos avanza la exploración y explotación gracias a la regulación y a la innovación tecnológica.

Llamó la atención también a que detrás de ese aumento de la exploración de los shales no están los grandes corporativos, como la petroquímica Shell, sino pequeñas compañías que reaccionan con rapidez.

[email protected]