Abertis y OHL comunicaron a la CNMV el acuerdo de intercambio de activos a través del cual el grupo de autopistas español se convertirá, junto a la canadiense Brookfield, en el socio de control de OHL Brasil con 60 por ciento. A cambio, OHL pasa a ser el segundo accionista de Abertis con 15% de sus acciones.

La operación se llevó a cabo en dos fases. En un primer momento, Abertis traspasó 10% de sus acciones en autocartera, más 11 millones de euros en metálico a OHL. A cambio, recibe 60% de la filial brasileña de la constructora presidida por Juan Miguel Villar Mir y asume un pasivo de 504 millones de euros. La participación de control está depositada en una sociedad vehículo denominada Partícipes.

En una segunda fase, Abertis vendió 49% de la sociedad vehículo a Brookfield por 362 millones más 0.8% de acciones propias. El fondo canadiense también asume 49% de los pasivos de OHL Brasil.

Los últimos detalles de esta operación se concretaron y en los próximos 30 días Abertis lanzará una oferta pública de acciones (OPA) en la bolsa de Sao Paulo sobre 40% restante de OHL Brasil para respetar los derechos de los accionistas minoritarios. Abertis contrató como bancos colocadores a Santander y BTG Pactual.

Abertis se convierte en el mayor grupo de autopistas del mundo con la gestión de 7,300 kilómetros. OHL Brasil está formada por nueve corredores de pago.

Abertis compra tres autopistas chilenas

Abertis, grupo español de gestión de infraestructuras, pactó con el grupo OHL la compra de tres autopistas que nacionales por 266 millones de dólares, dijo el presidente Ejecutivo de la concesionaria española, Francisco Reynés.

La compañía espera que la operación esté concluida antes de que acabe el año y para ello deberá obtener el visto bueno del Ministerio de Infraestructuras chileno y las vinculadas a la financiación de la deuda.

Abertis se hará con el control de Autopista de Los Andes, Autopista del Sol y Autopistas Los Libertadores, que se sumarán a las que ya controla -Rutas del Pacífico, Autopista Central, Elqui y la operadora Gesa- para convertirse en el mayor operador de vías de peaje en Chile, con 770 kilómetros en concesión.

La operación supone un impulso al proceso de internacionalización de la compañía y consolida su apuesta por el mercado americano.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica