Aberdeen, Esc. esta ciudad se convirtió hace 40 años en el principal destino de los petroleros texanos que buscaban crudo. Era curioso verlos con sus botas y sombreros por las calles. En una crisis de precios se fueron, pero se quedaron las empresas nacionales que son la punta de lanza, dice el alcalde, George Adam.

Adam recibió en marzo pasado al presidente Enrique Peña Nieto y promovió una relación entre Pemex y la Universidad de Aberdeen. Ahora trabaja en lo que será su legado: la internacionalización de la ciudad, de las empresas petroleras que están ahí asentadas y la difusión de sus modelos de educación.

Por un lado se promueven los programas de posgrado, lo mismo en ingeniería que en administración o derecho internacional, pero también se está buscando talento joven, reclutar preparatorianos que sean contratados y capacitados por las empresas petroleras.

Empresas británicas como Petrofac, GE Oil and Gas, la propia Universidad de Aberdeen o ASET International Oil & Gas Academy y Rovop o UNASYS están buscando crear y construir recursos humanos que le den viabilidad a la industria en el largo plazo en un contexto de baja en los precios del petróleo.

Las empresas deben ajustarse a los nuevos tiempos. El conocimiento es importante, ahora se deben hacer las inversiones, sobre todo la capacitación , dice Rodrigo Rendón, Head of Business Development de KCA Deutag.

Atholl S Menzies, CEO de ASET, explica que los jóvenes que no quieren ser ingenieros pueden aprender trabajando. Los acuerdos son con empresas directamente.

En la Universidad de Aberdeen hay tres alumnos mexicanos, dos en el área petrolera y el tercero en derecho; dos de ellos con trabajo seguro en Pemex y el tercero listo para empezar.