El operador de telecomunicaciones AT&T disminuyó en 59.6% sus pérdidas netas y al mismo tiempo consiguió un EBITDA de 3 millones de dólares en el último trimestre de 2019 por primera ocasión para su negocio mexicano desde las adquisiciones de Iusacell-Unefon y Nextel entre los años 2014 y 2015.

La compañía cerró el trimestre con una pérdida neta de 127 millones de dólares y sus ingresos por servicios para el periodo octubre-diciembre se incrementaron en 10.7%, hasta los 487 millones de dólares, en tanto que su cartera global de clientes se ubicó en 19 millones 159,000 usuarios, un crecimiento general allí de 4.6 por ciento.

En un boletín de prensa, AT&T calificó este resultado como un momento de crecimiento para su operación mexicana:

Hemos logrado un gran progreso en el mercado y no vamos a frenar nuestro momentum de crecimiento", dijo AT&T esta mañana. 

En el detalle fino, la compañía redujo en 12.2% y en 13.8% sus ingresos por ventas de equipos durante el cuarto trimestre de 2019 y en todo ese año.

Más importante, la cartera de clientes de contrato o de alto valor de AT&T se acortó en 12.1% en todo el 2019. Ésta pasó de 5 millones 805,000 usuarios, a 5 millones 103,000 clientes de pospago en un año. AT&T registró una pérdida neta de 249,000 clientes de contrato entre octubre y diciembre de 2019 y de 608,000 de esos usuarios en el año.

La cartera de clientes de prepago, en contraste, se aceleró 10.8% en términos generales y se situó en una base de 13 millones 584,000 usuarios. Y aunque la compañía consiguió crecer su segmento de prepago, este negocio en particular también reportó una desaceleración de 26% en el trimestre y de 33.1% en todo el año en cuanto su captación neta de prepago:

AT&T agregó 736,000 usuarios netos de prepago en el periodo octubre-diciembre, contra los 994,000 de un año antes; y 1 millón 919,000 en todo 2019, contra los 2 millones 867,000 de todo 2018.

Tomando en consideración sólo la cartera de usuarios móviles de AT&T, el segmento de pospago se achicó para la empresa en un año, respecto a la base general de ese tipo de clientes.

Como muestra, al cierre de diciembre de 2018, AT&T contaba con un total de 18 millones 69,000 clientes móviles y su nicho de usuarios de contrato representaba el 32.12% de toda esa cartera. Un año después, ese porcentaje se redujo al 27.30%, un indicador de que los ingresos de AT&T en 2019 se incrementaron por su volumen de usuarios, más no por valor.

La compañía ingresó 2,869 millones de dólares en todo 2019 en México, frente a los 2,868 millones de dólares de 2018. Y en el cuarto trimestre registró ventas por 776 millones de dólares, contra los 769 millones de dólares de un año atrás.