Entre los ganadores de la reforma laboral se encuentra la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), ya que podrán demandar la titularidad de los contratos colectivos de trabajo de los pilotos que laboran en las empresas mexicanas de aviación, cosa que no ocurría antes del 1 de mayo del 2019, por lo que esperan que “una vez que se dé la legitimación de los contratos, sean los trabajadores pilotos quienes soliciten la representación de ASPA”, dijo su secretario general Rafael Díaz Covarrubias.

En entrevista, el dirigente sindical destacó que en la reforma laboral se incluyó el artículo 245 bis, en el que se estipula que “la existencia de un contrato colectivo de trabajo que abarque a la totalidad de trabajadores no será impedimento para que coexista con otro pacto sindical celebrado con un sindicato gremial de pilotos o sobrecargos, si la mayoría de los trabajadores de la misma profesión manifiestan su voto a favor del sindicato gremial”.

Asimismo, la nueva ley laboral establece que el sindicato de gremio —que afilie pilotos o sobrecargos— podrá demandar la titularidad, después de consultar a los trabajadores del gremio en disputa mediante voto personal, libre, directo y secreto, “de tal manera que aquellos pilotos que están en otras empresas pueden solicitar la representación de ASPA”, comentó el capitán Díaz Covarrubias.

Vale la pena destacar que esta misma estrategia puede ser utilizada por la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) y con ello representar a más trabajadores, siempre y cuando soliciten la demanda de titularidad.

Tanto ASPA como ASSA —cuya membresía trabaja principalmente en Aeroméxico— ostentan contratos colectivos de trabajo con mejores condiciones que las del resto de la industria, de modo que se trata de instrumentos más onerosos.

Díaz Covarrubias agregó que “una de las propuestas de ASPA para el 2020 es adaptarse a las necesidades para recibir más de un contrato colectivo de las líneas aéreas de los pilotos que se quieran venir, y creo que son la gran mayoría, entre ellos Interjet, Volaris, Viva o las cargueras, todos son bienvenidos porque ésta es la casa de los pilotos”.

El dirigente sindical, quien también es presidente colegiado en la Unión Nacional de Trabajadores, comentó que la existencia de sindicatos gremiales permite a los pilotos contar con contratos muy claros respecto a las jornadas laborales, de los recesos, de los descansos en base y de las implicaciones físicas que puede tener un vuelo de largo alcance, temas que no manejan los otros sindicatos porque no cuentan con gente especializada.

“Como actividad especializada, los pilotos sabemos negociar con nuestras empresas. La ley marca ahora que los trabajadores tienen que legitimar su contrato y estamos trabajando para que, en esa fase de legitimación, ASPA pueda entrar e incorporar a nuevos sindicalizados”.

Actualmente en ASPA hay una contratación colectiva con Aeroméxico, Aeroméxico Connect y Aeromar, activamente; también con Mexicana de Aviación (en proceso de liquidación) y Mexicana Inter. Hay entre 4,500 y 4,800 pilotos afiliados (activos e inactivos).

“Somos un sindicato de pilotos para pilotos. Defendemos nuestros derechos, pero también cuidamos de las aerolíneas que nos dan empleo y aportamos productividad. Estamos seguros de que podríamos ayudar a estas empresas a reducir la fuga de talento y rotación de personal calificado”, aseguró el líder del gremio de pilotos.

Los datos más recientes de la Dirección General de Aeronáutica Civil (2018) indican que en México hay un total de 4,155 pilotos; mientras que los sobrecargos suman 6,363 para un total de 10,518 trabajadores de vuelo.

[email protected]