La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró irregularidades en la aplicación de recursos públicos en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) a construirse en Texcoco por 3,200 millones de pesos, de los cuales se han recuperado sólo 26 millones.

Como parte de la tercera entrega de informes individuales de auditorías correspondientes a la Cuenta Pública del 2017, el auditor superior de la federación, David Colmenares, indicó que se realizaron cuatro auditorías de obras “en las que se determinaron deficiencias tanto en la planeación como elaboración de proyectos ejecutivos”.

“Los hallazgos constituyen un punto de referencia en los que se identifican aspectos importantes que se deben revisar y modificar en la gestión gubernamental de proyectos de infraestructura de alto impacto vigentes y futuros”, afirmó el auditor superior.

Del monto total observado por las deficiencias, sólo han sido recuperados 26.4 millones de pesos, añade el documento presentado este miércoles en la Cámara de Diputados.

En dicho asunto, señala la ASF, se llevó a cabo una valoración sobre la gestión gubernamental, empleando por primera vez el enfoque de auditoría de desempeño a proyectos en marcha.

La valoración efectuada mostró que no existió una visión integral del proyecto, lo que incidió en deficiencias y limitaciones para la coordinación entre dependencias y entidades, y entre los tres órdenes de gobierno involucrados. Tal carencia provocó incumplimientos y riesgos en el desarrollo regional, social, económico y ambiental.

Por otra parte, la ASF dio a conocer que el total de la deuda contratada para la construcción de la terminal aérea ascendió a 6,000 millones de dólares.

La construcción del NAIM concluyó el 2018 y su fallida historia con un avance físico de 32.45% y 517 contratos activos que representaron un monto de 163,320.4 millones de pesos, de acuerdo con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México. (Con información de Notimex)