Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) informó que se encuentra listo para atender a usuarios que requieran el uso de su infraestructura en las 60 estaciones de combustible a nivel nacional.

En un comunicado, indicó que también competirá en igualdad de condiciones con terceros, para beneficio de la industria aérea en los sistemas de almacenamiento, bajo las condiciones de seguridad, calidad y nivel en el servicio.

A principios de agosto, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó las tarifas que ASA podrá cobrar a terceros interesados en usar alguna de sus 60 terminales para almacenamiento en los aeropuertos, con lo que el costo de dicho servicio representará en promedio alrededor de 1% del precio de la turbosina antes de impuestos y se estima que tendría un impacto en los costos de las aerolíneas de 0.34%, en promedio.

ASA empezará a cobrar dichas tarifas a partir del momento en que una aerolínea contrate con un comercializador distinto a este organismo el suministro del combustible y el comercializador, a su vez, contrate con ASA el servicio de almacenamiento.

ASA expuso en el comunicado que es el único prestador de este servicio, con 60 permisos que tramitó y obtuvo de dicha comisión, y que implementará las medidas en los términos indicados por la CRE, como autoridad en la materia.

Con esto se abrirá el mercado para que terceros contacten a ASA, con el objetivo de almacenar sus productos para entregar a sus clientes, en sustitución del suministro que de manera exclusiva este organismo había llevado a cabo de manera segura y con altos niveles de calidad hasta la fecha.

Actualmente, ASA analiza y evalúa dichas tarifas para determinar el impacto económico en la operación del organismo y de la industria aeronáutica.

Anteriormente la CRE aseguró que la apertura para uso común del servicio de almacenamiento en los aeropuertos permite que haya más suministradores del combustible para la aviación, incentivando a que cada uno ofrezca mejor calidad en el servicio. “Estas nuevas tarifas reflejan costos eficientes y se prevé que tendrán un impacto positivo en los estados financieros de ASA, permitiéndole revertir pérdidas económicas y percibir ingresos”. (Con información de Notimex)