El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la firma del acuerdo del gobierno federal con 23 instituciones bancarias, a fin de renovar líneas de crédito revolventes por 8,000 millones de dólares para Petróleos Mexicanos (Pemex), a tasas de interés bajas y mayor tiempo.

López Obrador consideró que ese acuerdo fortalecerá a Pemex durante todo el sexenio. En la firma participaron 23 bancos nacionales y extranjeros, entre ellos 14 de los 20 más grandes del mundo. “Es la operación de este tipo más importante en la historia de México. En suma, nos tienen confianza”, aseveró.

El presidente agradeció el apoyo de los banqueros y dijo que su gobierno sabrá corresponder a ello. “Vamos a estar a la altura de las circunstancias. Pemex es una empresa fundamental para el desarrollo de nuestro país, quedó maltrecha, porque no se administró adecuadamente, sobre todo no se administró con honestidad”.

A nombre de la banca, Nuno Matos, director ejecutivo de HSBC, expresó que “esta operación demuestra confianza en la administración actual de Pemex y en el gobierno federal (...) Esta transacción abona para que otros sectores económicos se sumen a ese ambiente de confianza tan importante para la inversión y el crecimiento de México. Estamos decididos en continuar nuestro apoyo a Pemex”.

El acuerdo fue firmado por parte de Santiago Cortina Aspe, director general de Barclays; Felipe García, presidente y director general de J.P. Morgan; Nuno Matos, director ejecutivo de HSBC; Eduardo Osuna Osuna, vicepresidente y director general de BBVA; Jorge Arce, director ejecutivo de Banco Santander; Alfredo José Santillán García, director regional de SMBC; Jorge Fernando del Castillo Ponce, director general adjunto de MUFG Bank; José Antonio Mérigo Lámbarri, managing director de Société Générale.

También Jorge de la Vega Grajales, director general adjunto de Banorte; Jorge Ortiz de la Peña, jefe de mercados de Bank of America; Octavio Lara, director de relación con sector público de Citibanamex; Marisela Peña, representante en México de Mizuho; Sophie Brossard, senior banker de BNP; Fabiola Palacio Vaca, director corporativo de Scotiabank; Xin Shanwen, director general de Bank of China; Manuel Camacho, managing director de Goldman Sachs; Octavio Lievano, presidente en México de CA CIB. Asimismo, Javier Bernús Negrete, representante en México de ING; Yaogang Chen, director general en México de ICBC; Miguel Ceballos, representante en México de Natixis; Jaime Martínez Negrete, presidente en México de Morgan Stanley, y Harry Moreno, vicepresidente senior de DZ Bank.

Cabe recordar que dicho acuerdo fue anunciado por el mandatario López Obrador en mayo pasado, únicamente con tres bancos: HSBC, J.P. Morgan y Mizuho Securities. En dicha ocasión, Pemex informó que el acuerdo con la banca consiste en el refinanciamiento de deuda de Petróleos Mexicanos por un monto de 2,500 millones de dólares, más la renovación de dos líneas de crédito revolventes hasta por 5,500 millones de dólares. En ambos casos con una ampliación de tres a cinco años de plazo a una tasa equivalente a la Libor (2.5 puntos porcentuales), más 235 puntos base, dando un total de 4.85%, por debajo de la tasa que paga Pemex en el mercado.

Previamente en conferencia en Palacio Nacional, López Obrador dijo que su gobierno ya no otorgará beneficios fiscales a la Iniciativa Privada, pues consideró que en anteriores gobiernos no han fomentado la inversión. “Me vienen a plantear que se deduzcan impuestos. No. Ahora no. Es lo mismo. Ya no va a haber condonaciones de impuestos, todo eso se termina. ¿Por qué había estos privilegios fiscales? Se suponía que con eso se estimulaba la inversión y al final ni se estimulaba la inversión y se creaban estos privilegios, una evasión fiscal enorme”, comentó.

[email protected]