El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) continuará la lucha legal en contra de la separación funcional de Teléfonos de México que ordenó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) por la vía de los amparos interpuestos, por el emplazamiento a huelga para enero próximo o a través del nuevo gobierno.

Sin embargo, Abel Hibert, asesor económico del equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, dijo que “el próximo gobierno federal no puede (revertir la separación funcional de Telmex) porque es facultad autónoma del IFT, podrá haber diálogo, pero es una decisión que tienen tomada y es parte del Instituto. Se respetará su autonomía y hay facultades claras. El IFT es un órgano autónomo y esos temas son facultad de ellos”, dijo.

Por su parte, Francisco Hernández Juárez, líder de los telefonistas del país, dijo: “Estamos cuestionando con todos los recursos legales a nuestro alcance la decisión del IFT, no sólo porque es inviable el proyecto, sino también porque violentaron cuanta ley estuvo a su alcance”.

Dijo que el Sindicato encontró 22 fallas en el esquema de separación funcional por parte del IFT, “haremos que se revierta la decisión del regulador, porque además tenemos emplazamiento a huelga por violaciones de contrato para el 13 de enero del 2019”.

“Creemos que el próximo gobierno trae otra idea de lo que debe ser del desarrollo de las telecomunicaciones”, afirmó.

Respecto de la propuesta de agenda digital, el líder sindical indicó: “Aún no la presentamos, pero esperamos reunirnos con el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes (...) Es obvio que es necesario hacer un trabajo de cabildeo, un acercamiento con diferentes sectores”.

Desde julio pasado, Telmex tiene luz verde para iniciar la conformación de las dos empresas que resultarán de la separación funcional, a la que está obligada por ser agente económico preponderante, luego de que el IFT autorizó los estatutos sociales constitutivos.

Lo anterior a pesar de que, en abril pasado, el Poder Judicial admitió el amparo interpuesto por América Móvil en contra del Plan de Separación Funcional.

Sin embargo, a partir de la reforma no hay suspensiones de actos de autoridad, por lo que dicho proceso debe implementarse.

En marzo pasado de este año, tras la aprobación por parte del IFT del plan de separación funcional de Telmex, el consejo de administración de América Móvil informó que tomó la determinación de no subsidiar ni financiar las operaciones de la nueva empresa que derive de la separación, además impugnarían el proceso.

Telmex y Telnor deberán separar legal y funcionalmente la provisión de servicios mayoristas regulados fijos, a través de la creación de nuevas personas morales (la “entidad separada”) con un gobierno corporativo propio e independiente.

STRM presenta agenda digital

Piden tributo para grandes tecnológicas

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) planteó al nuevo gobierno la implementación de un impuesto a las grandes empresas tecnológicas, como Google, Apple, Amazon, Facebook, Netflix, entre otras, y destinar los recursos de dicho impuesto para el desarrollo del sector en zonas marginadas.

Los telefonistas argumentaron que, desde hace ya varios años operan a nivel global dichas empresas, las cuales se montan sobre la infraestructura de operadores fijos y móviles en telecomunicaciones para proveer servicios de diferente índole. “Esto no sería un tema relevante de no ser porque conlleva la particularidad de que pagan muy poco a los dueños de la infraestructura”.

De cara al cambio de gobierno y ante la necesidad de conectar a los más de 50 millones de mexicanos en niveles de pobreza a la digitalización, el STRM presentó al equipo de transición su propuesta de agenda digital. Entre los temas que plantean los telefonistas del país son: la consolidación de un programa de digitalización universal en el país; identificación y superación de obstáculos que inhiben el crecimiento de la red, la infraestructura, cobertura y el entorno digital; impulso al crecimiento de infraestructura a través de la inversión y el desarrollo de modelos de costos y tarifas que estimulen la actividad económica y la competitividad.

Así como, equidad regulatoria de telecomunicaciones y radiodifusión. Inversión y responsabilidad social como vía a la convergencia plena de los servicios y plataformas digitales; eliminación del IEPS al sector; autonomía del órgano regulador y del marco jurídico; creación de la Subsecretaría TIC; impulsar el desarrollo de ciudades inteligentes; y restituir al IFT la facultad regulatoria del derecho de las audiencias.  (Claudia Juárez Escalona)

[email protected]