La pandemia del Covid-19 no detendrá los proyectos prioritarios de infraestructura del gobierno federal. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “sigue en marcha la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles, en la base militar de Santa Lucía, la rehabilitación de las seis refinerías y la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas, Paraíso, Tabasco”.

Además, afirmó que el 30 de abril se firmará el contrato del primer tramo del Tren Maya (Palenque Escárcega), el cual tendrá un costo mayor a 15,000 millones de pesos.

En el tema energético, comentó que, ahora que se cayó el precio del petróleo crudo, se aumentará la producción de gasolinas en el país (400,000 barriles diarios adicionales) para no malbaratar todo el petróleo de exportación y bajar la compra de combustibles en el extranjero.

Durante su informe trimestral de actividades, el mandatario indicó los avances de la nueva refinería que tendrá un costo estimado de 8,000 millones de dólares y una capacidad de 340,000 barriles diarios. La obra se dividió en seis paquetes de equipos, de los cuales se han adjudicado cinco a cuatro empresas distintas.

Sobre el Tren Maya, explicó que la construcción de los primeros cinco tramos va a generar este año 80,000 empleos y “una derrama económica de 35,000 millones de pesos en los estados del sureste del país”.

Además del primer contrato, las licitaciones de los tramos dos y tres (Escárcega-Calkiní y Calkiní-Izamal) están en marcha y deberán estar fallados en mayo.

El tramo cuatro, debido a que se realizó un ajuste en su recorrido para quedar: Izamal-Cancún), todavía no se publica la convocatoria y el tramo cinco (Cancún-Tulúm) está aún en etapa de preconvocatoria.

[email protected]