El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que México no renuncia a su derecho de asistir a instancias internacionales en caso de que Estados Unidos imponga aranceles a los productos mexicanos, pero por ahora ase apuesta al diálogo y llegar a acuerdos y compromisos.

"Si hace falta acudiríamos a tribunales internacionales como está contemplado en el tratado de libre comercio y en los acuerdos de las organizaciones internacionales del comercio, vamos a seguir impulsando nuestra economía", expresó el mandatario federal en conferencia de prensa desde Veracruz.

“No estamos en plan de amenazar, creemos en el diálogo y en la política que es también negociación, es hacer historia, es el arte de gobernar, esa es nuestra apuesta: el diálogo”, respondió al preguntarle si asistiría a tribunales en caso de que se impongan las medidas anunciadas por el presidente estadunidense, Donald Trump.

Indicó que si bien hay organismos internacionales para resolver diferencias políticas o comerciales entre los países, “pensamos que no será necesario, que vamos a lograr, mediante el diálogo, un buen acuerdo y vamos a acudir a procesos legales, pues queremos mantener una buena relación el gobierno de Estados Unidos”.

Reiteró que a la par, México hace su trabajo en todo lo relacionado con el fenómeno migratorio, sin desatender las causas que originan la problemática, aportando información objetiva y demostrable de las acciones de gobierno en esta materia.

Tras subrayar que existe disposición al diálogo por parte de las autoridades estadounidenses, descartó su participación directa en las negociaciones en Estados Unidos, porque México tiene una muy buena comisión, con expertos que ya han trabajado y se conocen con sus contrapartes de ese país.