Los negociadores de los tres países de América del Norte firmaron este martes el Protocolo Modificatorio al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en la Ciudad de México, un pacto que renueva la alianza trilateral y previsiblemente aumentará las inversiones en la región.

En el evento, celebrado en el Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que el T-MEC beneficiará a la economía de México y la región.

“Es un acuerdo que nos ayuda a impulsar el crecimiento económico de nuestras naciones”, dijo López Obrador, quien atestiguó la firma del acuerdo.

“Significa mayor inversión para Canadá, Estados Unidos y México”, dijo el mandatario federal.

Subrayó la importancia de este tratado para fortalecer el desarrollo de las naciones firmantes y para enfrentar de mejor manera problemas sociales como el fenómeno migratorio, aunque —aclaró— sin dar la espalda “a nuestra América”.

“Esto es muy importante, es un asunto de relaciones económicas, comerciales pero también de geopolítica, de fortalecer nuestro continente americano”, enfatizó López Obrador, quien aseveró que el T-MEC es “un acuerdo económico comercial de grandes dimensiones”.

El documento de las modificaciones al T-MEC fue firmado por Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de México; Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés), y Chrystia Freeland, viceministra de Canadá.

“Esto es algo que va a hacer a la región de las américas más rica, a Canadá y México también”, dijo Lighthizer. “Estados Unidos tiene una alianza con Canadá y con México que no tiene parangón”, enfatizó.

Lighthizer destacó que el Presidente de México no se haya involucrado públicamente en la política y las negociaciones sobre el T-MEC. “Eso dice cosas importantes”, refirió. También dijo que los acuerdos se van haciendo obsoletos, por eso se tienen que actualizar.

Por su parte, Freeland destacó la conclusión final de las negociaciones, que comenzaron desde 2017. “Cada vez es más difícil cerrar y firmar tratados comerciales”, dijo.

Compuesto por 34 capítulos y 12 cartas al margen, el T-MEC retiene la mayoría de los capítulos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), realizando cambios notables en las disposiciones de acceso al mercado para automóviles y productos agrícolas, y en normas como la inversión, la contratación pública y los derechos de propiedad intelectual. También se abordan nuevos temas, como el comercio digital, las empresas estatales y la desalineación de la moneda.

[email protected]