Mientras que para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se planteó un aumento presupuestario de 8%, la promesa de incrementar los recursos para fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex) se reflejó en un proyecto de presupuesto en el que la Secretaría de Hacienda no sólo incrementó en 14% el gasto para la dependencia, sino que a través de la Secretaría de Energía le otorga una aportación un monto adicional de 25,000 millones de pesos, con lo que se asignarían para la estatal petrolera 489,601 millones de pesos para el ejercicio del 2019, lo que implica un incremento de 20% en comparación con el ejercicio estimado en el 2018.

De esta forma, con precios del petróleo que han promediado 62 dólares por barril en el último año, la empresa productiva recibiría el mayor presupuesto de la última década, sólo por debajo del 2014, cuando el año anterior el precio del petróleo superaba los 98 dólares por barril. De acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos que el Congreso deberá aprobar este mes, Pemex contará con 82,527 millones de pesos más que en el 2018, aumento que supera 75,000 millones anunciados por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para el rescate del sistema nacional de refinación y el arranque de la construcción de la nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco.

Y es que en el proyecto de presupuesto para la Secretaría de Energía sorprendió un incremento de 11 veces su presupuesto en comparación con el año en curso, con una propuesta de otorgarle 27,299 millones de pesos a este organismo, que es uno de los más pequeños del gobierno central en cuanto a número de plazas y este año recibió 2,470 millones de pesos.

Según la exposición de motivos del presupuesto, “para el ejercicio fiscal 2019 se prevé una asignación presupuestal para el ramo de 27,200 mil millones de pesos, de los cuales 25,000 millones de pesos corresponden a la previsión para que el gobierno federal realice una aportación patrimonial a Pemex para fortalecer su posición financiera”, detallaron.

Esta cifra se sumaría a los 464,601 millones de pesos de presupuesto que la SHCP proyecta para Pemex en el 2019, con lo que la estatal contaría con 489,601 millones de pesos. Así, resta un presupuesto de 2,200 millones de pesos para la Secretaría de Energía, con una reducción anual de 10% o 270 millones de pesos para todas las actividades de este organismo y de sus desconcentrados que son: la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias y la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, así como a apoyos fiscales para servicios personales al Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias e Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares.

Con estos ajustes, se aprecian aumentos en el nivel de inversión de las empresas productivas del Estado, del orden de 28.5 y 35.9%, respecto al proyecto de presupuesto de este año, lo que en términos absolutos y a precios constantes, representa un aumento por 60,500 millones de pesos en el caso de Pemex a 273,609 millones y por 16,500 millones de pesos en el caso de la CFE, a 62,475 millones de pesos.

CFE fósil e hidroeléctrica

La propuesta de gasto total para la CFE es de 434,702 millones de pesos, con un aumento de casi 8% o 32,153 millones de pesos.

Las acciones para el programa operativo de la estatal eléctrica incluyen, entre otras, efectuar los mantenimientos de plantas generadoras de forma eficiente y estratégica: se buscará abarcar la mayor cantidad de centrales sin afectar el suministro del fluido eléctrico, así como realizar las modernizaciones, reconversiones de combustóleo a gas y repotenciaciones que en el corto y mediano plazo atiendan la creciente demanda de servicio eléctrico.

Gastarían casi 30% menos

Pasan la tijera por los reguladores energéticos

Si bien, los reguladores coordinados en materia energética del país que son la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) cuentan con recursos propios mediante el cobro de aprovechamientos al otorgar algunos servicios a sus regulados, ambos reguladores fueron castigados con una reducción de 28 y 27%, respectivamente, en sus niveles de gastos, sumado a la reducción de plazas en ambos organismos.

En la exposición de motivos del proyecto de Presupuesto de Egresos del 2019, la Secretaría de Hacienda reconoció que a octubre del 2018, la CRE ha otorgado 22,443 permisos para actividades relacionadas con petrolíferos, petroquímicos, gas y generación eléctrica, en contraste con los 6,169 que existían a finales del 2014, para el ejercicio fiscal 2019 se previó una asignación presupuestal de 248.3 millones de pesos para el organismo, que son 99,000 millones de pesos menos que lo aprobado para el 2018.

“Con dicha asignación y con los ingresos excedentes que obtenga por la prestación de servicios, la Comisión Reguladora de Energía podrá dar continuidad a las atribuciones que le confieren los ordenamientos constitucional, legales y normativos, en materia de regulación, otorgamiento de permisos y supervisión”, detallan.

En tanto, la CNH, que ya no ejecutará licitaciones mediante rondas petroleras por lo menos durante los siguientes tres años, según lo anunciado por el gobierno central, recibió una propuesta de presupuesto de 214,993 millones de pesos, que implican una reducción de 27.5% en comparación con el planteamiento presupuestario para el 2018 de este organismo.

Con ello, la CNH contará con 82 millones de pesos menos para el ejercicio de sus facultades, ya que además de regular las más de 400 asignaciones de Petróleos Mexicanos y 107 contratos con privados vigentes hasta el día de hoy con la reducción de una de sus plazas proyectadas en el proyecto de presupuesto en comparación con el 2018, en que ya de por sí laboró con más de dos terceras partes de su personal mediante contratos provisionales.

[email protected]