La industria automotriz ya negocia con el gobierno de Enrique Peña Nieto para prorrogar el decreto automotor vigente, que culmina el 31 de enero del 2013, para regular la importación de unidades usadas de procedencia extranjera, principalmente de Estados Unidos, y con ello se busque un pronunciamiento del Poder Judicial para inhibir los amparos.

El decreto, puesto en marcha desde mediados del 2011, ha ayudado a reducir el ingreso de unidades en mal estado y evitar que circulen en México, aseguró Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Desde el 2006 a la fecha, han ingresado más de 6 millones de autos usados y tan sólo en este año podría rebasar las 400,000 unidades, que representa 40% de las ventas del mercado interno; no así, es una cifra menor a la reportada el año pasado, cuando ingresaron 596,889 vehículos.

Lo que buscamos es que el decreto se mantengan a como está hoy, que son ocho años y nueve años de antigüedad pagando 10% de arancel y 16% IVA, y cumpliendo con la normatividad ambiental de hoy , informó el Presidente de la AMIA.

En entrevista, Solís mencionó que el problema de este decreto son los jueces que permiten el amparo de empresas que importan autos usados de EU que minan las ventas internas.

El tema del amparo es lo que más preocupa, por eso hemos pedido a las autoridades que la prórroga del decreto de autos usados que vence el 31 de enero del 2013 sea en los mismos términos al que está vigente desde el 1 de julio del 2011. Este decreto, al ser prorrogado, nos puede asegurar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie y eso ayude a inhibir los amparos en el futuro , refirió el representante de la industria automotriz.

Durante el sexenio de Felipe Calderón, se pusieron en marcha dos decretos que frenaba la entrada masiva de autos usados; sin embargo, algunos pseudoempresarios buscaron amparos que fueron concedidos por jueces de entidades del norte de la República, con el fin de internar vehículos chocolates para ser colocados en el mercado interno en afectación de las ventas de unidades nuevas, del parque vehicular y del medio ambiente.

[email protected]