Al sumar 24 meses de contracción, los distribuidores de vehículos ajustaron a la baja la expectativa de ventas de autos en el mercado mexicano para el cierre del 2019, caída que pasaría de 5 a 6.5%, informó Guillermo Rosales, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Con datos al mes de mayo, cuando la industria registró la peor caída desde 2014, los empresarios de las concesionarias representadas en la AMDA realizaron el ajuste al pronostico para 2019, ubicando al mercado para el cierre de año en 1 millón 331,186 unidades, lo que representaría una caída de 6.5% con respecto a 2018.

En conferencia de prensa para dar a conocer el reporte automotor a mayo del 2019, Rosales acotó: “Estamos reportando una sensible disminución que tiene una diferencia significativa dentro de nuestro modelo de pronóstico que teníamos para el mes de mayo”.

Si bien esperábamos una caída, dijo, no la esperábamos de esta magnitud, presentándose una disminución en todos los segmentos, que incluye el segmento de SUV’s y lujo —considerados como los más dinámicos.

En mayo pasado se registró la cuarta caída consecutiva en las ventas de la industria automotriz, como reflejo de la desaceleración económica, la creciente incertidumbre generada por el gobierno federal y las amenazas arancelarias por parte del Presidente de Estados Unidos. 

“Existen factores políticos y económicos que nos pueden llevar a que el panorama de riesgos se vuelva negativo y las ventas sean menores a un millón 331,000 unidades este año”, advirtió el representante de la AMDA.

En cuanto a la colocación de vehículos nuevos en mayo pasado, Rosales comentó que la contracción fue de 11.2% con 102,081 unidades, que representa 12,852 menos respecto al mismo lapso del año pasado; mientras que en el acumulado de este año el descenso fue de 5.4% con 532,199 unidades, esto es 30,137 menos en comparación al cuanto a la colocación de vehículos nuevos en mayo de 2019.

"El fuerte descenso en la venta de vehículos observada en mayo confirma el escenario negativo para el 2019. En buena medida esto es consecuencia del incremento de rechazos en solicitudes de crédito por un deterioro en la capacidad de pago de los consumidores", explicó el directivo. 

Agregó que las restricciones en el gasto público y los despidos de burócratas también es un factor que incide en el comportamiento negativo del mercado automotor, así como la incertidumbre generada por la política de Donald Trump respecto a México.

“Reiteramos la petición al presidente Andrés Manuel López Obrador para que no se  regularice la venta de vehículos ilegales, más cuando nos encontramos en un momento muy sensible en el que se percibe inestabilidad en el orden internacional que puede abundar en la caída del sector automotor en México”, pugnó el director de la AMDA.

abr