Empresas

Lectura 1:00 min

AICM y Fumisa avivan diferencias por arrendamientos

Avatar de El Economista

Por El Economista

El aeropuerto capitalino dijo que partir de hoy arrendará directamente sus espacios comerciales, luego que el acuerdo con Fumisa concluyó el 31 de diciembre de 2013, a lo que la inmobiliaria respondió con que tomará acciones judiciales.

La inmobiliaria Fumisa hizo un llamado al Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) a respetar el Estado de derecho y las decisiones judiciales vigentes, al argumentar que el contrato con la terminal aérea

.

Lo anterior, luego de que el AICM informara que ante el término de la vigencia del contrato con Fumisa, a partir de este miércoles arrendará directamente todos los espacios comerciales en la Terminal 1.

"Los espacios del aeropuerto son bienes de dominio público de la nación y a la conclusión del contrato (este 31 de diciembre) están

", sostuvo este miércoles la terminal aérea.

De acuerdo con Fumisa, el contrato con el AICM se encuentra vigente y surtiendo plenos efectos legales, ya que está sujeto a que reciba el retorno de su inversión a la tasa de rendimiento que acordó con el aeropuerto y a la resolución final de las controversias legales que

.

Desde el 15 de abril de 2013, según el comunicado, la empresa y sus subarrendatarios cuentan con una orden judicial denominada "interdicto de retener la posesión" dictada por el Juzgado Vigésimo Noveno de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, bajo el expediente 304/2013.

En el documento, subraya, se reconoce el derecho de Fumisa y de todos sus subarrendatarios a seguir ejerciendo sus derechos en los locales subarrendados y para que estos derechos no sean violentados de forma alguna, ni por el AICM ni por ninguna autoridad aeroportuaria.

Argumenta que dicho interdicto tiene plena vigencia y ordena que hasta que exista una resolución final sobre los diferendos interpuestos entre las partes ante las autoridades judiciales, nadie podrá interferir, ni en la posesión que actualmente detenta Fumisa, ni en la relación jurídica que mantiene la empresa con sus subarrendatarios.

Señala que pese a que el AICM se inconformó con la orden interdictal e interpuso un recurso de apelación el 14 de mayo de 2013, ese recurso fue desechado por la Décima Sala del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal el 9 de julio y no existe ningún otro medio de impugnación en su contra.

De acuerdo con dicho contrato, Fumisa debe recibir la recuperación de las inversiones que realizó desde 1991 hasta 2006 en el AICM a la tasa interna de retorno pactada, ya sea mediante pago del AICM o, como lo han realizado hasta ahora, mediante la explotación de ciertas áreas comerciales en la Terminal 1 del aeropuerto capitalino.

nlb

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.