El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) movilizó durante el 2018 la histórica cifra de 47 millones 674,115 pasajeros, lo que representó un incremento de 6.6% con respecto al año previo, el más bajo de los últimos ocho años (en el 2015 creció 12.2 por ciento).

Considerando datos preliminares de diciembre pasado, los pasajeros nacionales atendidos en la terminal, que representan 64% del total, sumaron 30 millones 478,379 y tuvieron un crecimiento de 5.1%, mientras que los internacionales alcanzaron 17 millones 195,736, con un aumento de 9.2 por ciento.

En operaciones realizadas, se estima que llegarán a las 451,000 que representará un incremento cercano a 0.3%, al estar ya en su capacidad máxima. Entre enero y noviembre, se habían alcanzado 419,752 operaciones en las dos terminales del AICM.

Como parte de la cirugía mayor que encabezará el nuevo gobierno en la principal terminal aérea del país para mantener sus operaciones en el largo plazo como alternativa a la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, este miércoles se publicó la preconvocatoria de licitación para reparar una de sus pistas.

Actualmente, la infraestructura instalada fue creada con la finalidad de atender a 38 millones de pasajeros por año, cifra que se alcanzó en el 2015. La razón de que siga creciendo el flujo de personas lo justifica la administración del aeropuerto en el hecho de que las aerolíneas han sustituido sus flotas por aeronaves de mayores dimensiones y peso, lo que también genera mayor desgaste en la superficie de rodamiento.

Además, el factor de ocupación en los vuelos relacionados con el aeropuerto capitalino ronda 92 por ciento.

Infraestructura a tope

Durante el último mes del 2018, cuando se atendió a 4 millones 228,553 pasajeros (5.6% más que igual periodo del 2017), el día 21 se alcanzó el mayor número: 159,956, lo que marcó el inicio del periodo vacacional.

Para atender la creciente demanda de servicios, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes destinará este año 3,000 millones de pesos para mejorar e incrementar la infraestructura y, en la medida de lo posible, incrementar la cantidad de pasajeros atendidos.

La dependencia tiene claro, de acuerdo con documentos oficiales, que, en caso de no realizar las mejoras en la terminal, los usuarios atendidos “podrían reducirse provocando que el comercio y pasajeros circulen por otros nodos (Panamá, Houston, Miami, São Paulo, Bogotá), generando derrama económica en otros países”.

Por lo pronto, con los recursos disponibles se procura mejorar las condiciones para atender a los clientes de las aerolíneas.

Otro aniversario saturado

El pasado 19 de noviembre el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México celebró 66 años y lo hizo funcionando a su máxima capacidad: 61 operaciones (despegues y aterrizajes) por hora entre las 7 de la mañana y las 10:59 de la noche, como lo estableció la Dirección General de Aeronáutica Civil, el 26 de septiembre del 2014.

La declaratoria de saturación fue anunciada ese año para garantizar una operación segura y eficiente en la terminal del centro del país que da servicio durante las 24 horas a 53 aerolíneas (35 de pasajeros y 18 de carga), luego de que se recuperó el hueco de pasajeros que dejó el cese de operaciones de Mexicana de Aviación en el 2010.

Las 61 operaciones (40 llegadas con una separación de 4 millas náuticas sucesivas, tomando en cuenta el tiempo de ocupación de pista) que se determinaron para el AICM tomaron en consideración la diversidad de aeronaves que operaban en ese momento.

Sin embargo, en algunos casos se realizan más operaciones de las establecidas, pero se trata de excepciones y no la regla, refieren fuentes del AICM. Condiciones meteorológicas: viento en calma, cero nubosidad y perfecta luminosidad son algunos de los elementos a considerar, por lo que no es posible tomar dicho argumento para decir que se pueden incrementar operaciones de manera permanente.

En los horarios no saturados (entre las 11 de la noche y las 6:59 de la mañana) sí se pueden seguir realizando vuelos de pasajeros o carga (como lo está iniciando VivaAerobus).

El artículo 100 del Reglamento de la Ley de Aeropuertos señala que la autoridad aeronáutica es quien determina el momento en que un aeródromo se encuentra en condiciones de saturación, para lo cual considera si en más de 52 ocasiones en un año y en una hora determinada se rebasan las 61 operaciones permitidas.

[email protected]