El bufete de abogados Greenberg Traurig será el que proporcione al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) defensa y apoyo legal en temas de competencia económica relacionada con los servicios de transportación aérea y de autotransporte federal de pasajeros.

De acuerdo con el fallo, dicha empresa realizó una oferta de un millón 550,000 pesos, sin Impuesto al Valor Agregado (IVA); obtuvo una calificación de 67.4 puntos en su propuesta técnica y 30 puntos en lo económico, para sumar 97.40 puntos en total.

La compañía contará con 48 horas para firmar el contrato y proporcionará el servicio hasta el próximo 31 de diciembre.

Los otros dos licitantes, Jones Day México, que presentó una propuesta por tres millones 150,000 pesos, y Holland & Knight, por un millón 580,000 pesos, no cumplieron técnicamente con los requisitos estipulados en las bases de la convocatoria.

En este sentido, Greenberg Traurig deberá ofrecer defensa y apoyo legal en materia de competencia económica, en lo relacionado con la provisión de servicios de transporte aéreo para los procedimientos de aterrizaje y despegue.

Así como en lo concerniente al servicio de autotransporte federal de pasajeros con origen o destino en el aeropuerto capitalino presentados por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

El AICM precisó que serán siete actividades principales que llevará a cabo, como dar atención y seguimiento a los temas mencionados, analizando y evaluando el estado procesal del mismo, y con ello establecer una estrategia para su defensa.

Además dar atención oportuna a los requerimientos de información que la Cofece realice a la terminal aérea capitalina respecto a la investigación en trámite, así como atención y preparación de las comparecencias ante el órgano antimonopolio.

También elaborar y presentar escritos para el desahogo de pruebas, alegatos y manifestaciones; análisis de la resolución que en su caso emita, y elaboración y presentación de los escritos mediante los cuales se promuevan los recursos o medios de impugnación ante los órganos especializados.

De igual manera deberá entregar análisis detallados de forma mensual previos a cada una de las etapas, describiendo el estado procesal de los asuntos, las acciones efectuadas y las estrategias a emprender.

En su caso, tendrá que establecer las observaciones que estime convenientes y procedentes, a efecto de salvaguardar los intereses del AICM y evitar posibles sanciones que pudiera registrar la paraestatal.

Para el próximo 15 de mayo, el ganador deberá entregar el estado de ambas investigaciones de la Cofece, así como las acciones realizadas para el desahogo de los requerimientos de dicho organismo, así como los medios de impugnación a que haya lugar, en defensa de los intereses de la entidad durante el periodo de prestación del servicio.

Para el 30 de agosto se entregará una segunda etapa, especificando en un informe que deberá contener el seguimiento a los medios de impugnación presentados por la terminal aérea capitalina, con las respectivas constancias que así lo acrediten.

Mientras que para el 31 de diciembre de este año, en caso de que la Cofece emita resoluciones desfavorables, el prestador del servicio deberá entregar todos aquellos escritos o documentos presentados para defensa de los asuntos (alegatos, audiencias, recursos, incidentes o medios de impugnación) ante los órganos especializados y, de ser necesario, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.