Debido a la poca visibilidad en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) 16 aterrizajes fueron desviados a terminales alternas, como Acapulco, Morelia y el Bajío.

Sin embargo, los despejes se encuentran operando con normalidad, por lo que no hubo la necesidad de cerrar en su totalidad las operaciones de la terminal aérea de la capital mexicana.

A partir de las 7:30 de la mañana y hasta las 08:26 los arribos de las aeronaves al AICM tuvieron que ser enviados a terminales aéreas alternas.

JSO