Con el fin de enriquecer el proyecto original, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) puso en consulta pública el proyecto de la Red Compartida a través de la cual se ofrecerán servicios de Internet móvil de banda ancha.

El proceso de consulta durará alrededor de dos meses y una vez concluido el plazo, la dependencia incluirá las propuestas que resulten pertinentes al proyecto para fortalecer los documentos base, previo al inicio del proceso de licitación.

La dependencia refirió en un comunicado que la Red Compartida, cuya inversión se estima en 10,000 millones de dólares, es uno de los proyectos más importantes en la historia del país en la materia.

Al participar en el evento Red Compartida: Informe de avances y Consulta, el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza señaló que la consulta tiene la finalidad de que miembros de la academia, especialistas, investigadores y la sociedad en general, puedan aportar sus observaciones.

La Red Compartida contribuirá a crear una base de infraestructura que permita hacer realidad el nuevo derecho de acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones, incluido el Internet de banda ancha.

Ruiz Esparza destacó que esta red utilizará la banda de 700 MHz, misma que quedará libre a más tardar el 31 de diciembre de 2015 -gracias al proyecto de la Transición a la Televisión Digital Terrestre-, y su despliegue se regirá por el principio de neutralidad competitiva que pretende favorecer la libre competencia.

Por su parte, el subsecretario de Comunicaciones, José Ignacio Peralta dijo que este proyecto es una oportunidad de inversión única para los miembros de la industria de las telecomunicaciones.

Ello, toda vez que es un sector en constante expansión, tiene efectos multiplicadores sobre la economía a y dotará de mayores posibilidades de negocio a los operadores móviles, a los administradores de redes, a los proveedores de contenidos y, en general, al ecosistema de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Resaltó que las pruebas de campo han superado la etapa de inicio de la instalación de infraestructura de telecomunicaciones y, se están desarrollando en cuatro sedes: Guadalajara, Monterrey, Acapulco y Ciudad de México.

Lo anterior, a efecto de poner a prueba el estándar LTE en la banda de frecuencias de 700 MHz; y extraer información valiosa para el diseño del proyecto a partir de los primeros reportes en enero de 2015 sobre su uso, afirmó.

Las empresas que participan en estas pruebas son Huawei, Ericsson, Nokia Solutions and Networks y Alcatel-Lucent.

El presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), Gabriel Contreras, destacó el papel del internet en el desarrollo de todos los sectores económicos y como detonador de la productividad, de la innovación y el desarrollo social.

En ese sentido, dijo, el diálogo resulta enriquecedor para obtener información, aportaciones y puntos de vista útiles para la mejor consecución de los objetivos que impone la Constitución.

Detalló que el órgano regulador trabaja en los aspectos regulatorios del proyecto que se materializarán en el título de concesión y que comprenden la prestación de los servicios y el aprovechamiento del espectro radioeléctrico.

Asimismo, el cumplimiento de los principios de neutralidad a la competencia y no discriminación, y los mandatos constitucionales relativos a la compartición de infraestructura y venta desagregada de servicios, capacidades, entre otros.

En su participación, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), Víctor Gutiérrez, aseguró que a nivel mundial no existe un precedente similar en redes compartidas.

Frente a ello, los sectores público y privado deben seguir trabajando de manera conjunta y transparente para fomentar la competencia abierta sobre el tema.

mfh