A pocos días de concluir el controvertido primer trimestre del 2017, la industria nacional demandó elaborar y difundir la lista de los proyectos de inversión y las adquisiciones que realizarán las dependencias federales y los gobiernos estatales en la segunda mitad del año, a fin de que se otorgue preferencia a los proveedores nacionales, en especial a las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), sentenció que mantener las cosas como están y dejarse llevar por la inercia de los tiempos, sólo conducirá a una recuperación lenta y débil. Requerimos un nuevo pacto social para reaccionar con rapidez y eficacia, con objetivos precisos, en forma coordinada y con la activa participación de todos .

Sostuvo que este año la economía mexicana se moverá en un terreno frágil , con mercados financieros volátiles y expectativas de empresarios y consumidores dominadas por la cautela y la incertidumbre.

Ante este entorno, es preciso enviar señales claras en favor de la estabilidad económica, la inversión productiva y la articulación o consolidación de las cadenas de valor.

En Concamin estamos convencidos de que estamos en un momento oportuno para emprender acciones que nos permitan diversificar los motores de nuestro crecimiento, elevando la competitividad general de la economía, reduciendo el costo-país y articulando cadenas productivas que nos permitan sentar las bases para acelerar el crecimiento de la inversión, la producción y el empleo, expresó en su análisis Pulso Industrial.

Para el sector productivo nacional, este es el momento para impulsar la inversión y el empleo a través de flujos crediticios de largo plazo y a bajo costo para la modernización de activos y el aumento de la productividad. Sin olvidar que el oportuno ejercicio del presupuesto de inversión pública en infraestructura, constituye una valiosa herramienta para acelerar el crecimiento, siempre y cuando no se repitan los subejercicios que en el pasado han limitado nuestro ritmo de avance.

Si bien es indispensable preservar la estabilidad económica para conservar un ambiente propicio para las actividades económicas y aplicar todo el arsenal de instrumentos para la promoción de las actividades productivas, Manuel Herrera exigió acelerar la creación de Asociaciones Público Privadas que detonen los proyectos de obra pública e infraestructura, afectados por los recortes presupuestales.

El líder industrial planteó evitar problemas de cobranza y ofrecer liquidez oportuna a los proveedores del sector público, solicitamos reducir a 30 días el finiquito de las adquisiciones y obras públicas .

[email protected]