El Empresario

Lectura 5:00 min

Siete pasos para crear una cultura de desarrollo de competencias en la empresa

Avatar de Elizabeth López Argueta

Por Elizabeth López Argueta

Un elemento clave para la estrategia de cualquier organización es el compromiso de los empleados y el crecimiento del negocio

Una cultura laboral sana en las empresas es una necesidad en la actualidad, ya que de esta manera se atrae y retiene al mejor talento, lo que permitirá a la organización crecer favorablemente y convertirse en líder del mercado.

La cultura laboral de las empresas debe enfocarse en garantizar un ambiente saludable, impulso al talento, respeto, inclusión y sobre todo, el desarrollo de competencias, pero ¿cómo lograrlo?

Scott Barneson, Director de Productos de Aprendizaje, Formación y Certificación de Amazon Web Services, explica que un elemento clave para la estrategia de cualquier organización es el compromiso de los empleados y el crecimiento del negocio, donde debe existir un aprendizaje y desarrollo continuo. Sin embargo, para muchas organizaciones que se enfrentan a prioridades que compiten entre sí y a presupuestos muy reducidos, proporcionar una formación no esencial suele quedar en segundo plano.

“Las organizaciones deben invertir y fomentar una cultura que dé prioridad al aprendizaje de las habilidades en la nube para atraer y retener a los mejores profesionales. Además, a medida que las nuevas formas de trabajo se convierten en la norma en nuestro mundo post-pandémico, ahora, es más importante que nunca reevaluar cómo su organización prioriza el desarrollo de los empleados”, indica.

Explica que cuando la empresa se enfoca en fomentar el desarrollo de habilidades, la confianza en los empleados aumenta, además que genera un entorno de trabajo más innovador, ágil y colaborativo.

El desarrollo de habilidades puede incluir varias opciones de formación e inspiración formal e informal, incluyendo el valor de la experiencia práctica, el fomento de la experimentación y el énfasis en la importancia de conseguir certificaciones del sector.

Para lograr esta cultura, Barneson enlista siete pasos para conseguirlo exitosamente.

Institucionalizar la cultura de capacitación

Incorpora el desarrollo de las habilidades de los empleados a las metas anuales de la empresa vinculados a las métricas de rendimiento de la dirección y a los objetivos de cada empleado, para establecer un criterio operativo que respalde su cultura deseada.

También hay que definir los objetivos estratégicos y operativos para reducir la brecha de habilidades existentes en su organización y refuerce las victorias comerciales a través de las certificaciones de la industria.

“Asimismo, es fundamental que los directivos mantengan un diálogo abierto y continuo con los empleados para alinear el desarrollo de habilidades y las credenciales del sector con el rol de cada individuo y su trayectoria profesional a corto y largo plazo. Institucionalizar el desarrollo de habilidades desde la cima de la organización garantiza que la cultura sea intencional en cuanto al aprendizaje continuo y la curiosidad”.

Centrarse en el futuro

Dotar de conocimiento sobre la nube al personal de TI y al que no lo es, como el de finanzas, ventas, marketing e incluso al personal administrativo, aumenta la capacidad de la organización para responder con mayor rapidez y colaboración a las necesidades de los clientes.

"Piensa de forma holística para consolidar la experiencia y las competencias en la nube que necesita la organización, formula un plan de desarrollo de habilidades centrado en el futuro y empieza a animar a los equipos para que se apoyen en estas áreas de desarrollo."

Identifique a los líderes

Reconoce a los profesionales capacitados de su organización y anímalos a actuar como mentores y entrenadores de otros.

“Crea un proceso y una estructura para capacitar a estos líderes para que impulsen los programas de aprendizaje de los empleados. Esto ayuda a crear oportunidades de liderazgo, al tiempo que crea mecanismos adicionales para el crecimiento de los empleados. En poco tiempo, los antiguos alumnos se convertirán en líderes emergentes”, señala Barneson.

Fomenta la inversión de tiempo en desarrollo de habilidades

Para que la cultura del aprendizaje se arraigue, es vital que los líderes y gerentes incluyan tiempo para el desarrollo de habilidades en sus cronogramas de modo que puedan alcanzar los objetivos prioritarios para su equipo y organización.

Permite a los empleados dedicar tiempo durante la semana para priorizar el aprendizaje y desarrollar sus habilidades.

“Por ejemplo, en mi equipo, reservamos tiempo para el aprendizaje una vez al mes, sin reuniones ni entregas. Aunque puede llevar tiempo que esto se consolide, dedicar constantemente tiempo a que los empleados aprendan nuevas habilidades los animará a aprovecharlo”.

Crea un estilo de aprendizaje con tiempos definidos

Piensa en crear un enfoque ágil y repetitivo para el aprendizaje en plazos cortos. Establece un período de tiempo deseado y diseña un programa de aprendizaje que incluya un reto de equipo o multiequipo (por ejemplo, obtener 50 certificaciones en 50 días).

Este enfoque ayuda a las organizaciones a capacitarse u obtener certificaciones rápidamente en un dominio laboral concreto, pero debe equilibrarse con las demandas empresariales.

Incorpora la conexión entre pares

Aprovecha los enfoques de aprendizaje interactivo y gamificado para crear conexiones entre pares y sinergias funcionales.

Los escenarios de aprendizaje divertidos, prácticos y sin riesgos pueden ser una forma motivadora para que los empleados aprendan una nueva habilidad, fortaleza las que tienen o experimenten.

Reconoce y recompensa

No olvides reconocer, recompensar y crear incentivos para todos los empleados que se esfuerzan por crear una cultura en la que el aprendizaje de nuevas habilidades es la norma. Esto incluye oportunidades de ascenso, un papel de liderazgo en una nueva empresa o proyecto, la gestión de los empleados, entre otros.

Asegúrate de que el desarrollo de habilidades forme parte de las revisiones periódicas de los directivos con los empleados para fomentar un diálogo bidireccional sobre las habilidades en curso.

Coeditora El Empresario. Periodista especializada en temas de emprendimiento, management, cultura laboral, capitalismo consciente,...

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.