El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, presentará en breve un nuevo impuesto para los ricos, tras haber incomodado al país con su plan de austeridad que afecta a funcionarios y jubilados.

El Mandatario español, durante una comparecencia ante legisladores, indicó que tal imposición se concretará en breves semanas , pero no abundó en qué consistiría.

Sin embargo, el diario español El País explica que tal proyecto no implicará un aumento en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que, de acuerdo con fuentes del gobierno, se estudiará en las próximas semanas para que vea la luz a finales del año y tendría un carácter temporal.

En este sentido, Zapatero dijo que el gravamen significa un esfuerzo solidario por parte de las personas con alta capacidad económica .

Plan de austeridad

La semana pasada, España anunció un plan de austeridad por 5,000 millones de euros en el 2010 y 10,000 millones en el 2011, que incluye medidas como una reducción salarial a los funcionarios y el congelamiento de las pensiones, se espera que sea aprobado hoy por el Parlamento.

Asimismo, legisladores acordaron esta semana reducir 10% sus salarios base, mientras que los gobiernos municipales anunciaron recortes de pagos de hasta 15% para alcaldes y otros funcionarios.

Al respecto, Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional, aplaudió las medidas que el gobierno español ha emprendido en el área fiscal, así como en las reformas estructurales, al comentar que están en la dirección correcta para sanear sus finanzas y reducir su déficit fiscal.

Francia pone sus barbas a remojar

En Francia, seis organizaciones sindicales de distintos sectores realizarán este jueves una huelga de 24 horas en protesta contra una reforma al sistema de pensiones, que pretende elevar la edad de jubilación que actualmente es de 60 años.

El presidente Nicolas Sarkozy se comprometió a hacer una revisión de las pensiones para ayudar a aliviar el déficit del país en materia de seguridad social.

De acuerdo con la prensa francesa, se espera que las actividades de los sectores bancario, energético, educación, transporte, telecomunicaciones, justicia y comercio también se vean afectadas por dicho paro.

Es probable que haya muchos cortes en la producción en el sector de electricidad y otros; la decisión ya fue votada en dos tercios de las plantas nucleares y térmicas , dio a conocer por su parte el sindicato CGT, el más grande de Francia, llamó a defender el empleo en la Unión Europea.

valoresydinero@eleconomista.com.mx