El yuan chino está en un nivel de equilibrio contra el dólar e incluso alto si se analizan algunos aspectos, dijo el viernes el principal diario oficial del país, en comentarios que podrían generar más tensión en las conversaciones entre Pekín y Washington.

El Diario del Pueblo, el portavoz oficial del gobernante Partido Comunista, dijo que las diferencias en la productividad laboral y los costos operacionales de las dos mayores economías del mundo demuestran que el yuan, o renminbi, está razonablemente apreciado contra el dólar.

El artículo aparece un día después de que el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner -que estuvo en China con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, para el diálogo anual con Pekín- reiteró sus llamados para que China tenga un yuan más fuerte que genere espacio para una política más flexible.

En la presente etapa, sobre la base del valor y la balanceada oferta y demanda, el tipo de cambio del renminbi está básicamente en un equilibrio razonable", dijo el artículo, escrito para el diario por la Academia China de Ciencias Sociales, el mayor centro de estudios del país.

Argumentó que no había necesidad de que el renminbi subiera más, especialmente dado que las comparaciones de costos de empleo, materias primas y lo que el artículo calificó de "costos ambientales" -que no fueron explicados- demuestran que ellos son muchos más bajos en China que en Estados Unidos.

"Si el tipo de cambio del renminbi es medido respecto a los 'tres mínimos' de costos chinos, estaría alto actualmente", dijo el periódico.

Las comparaciones de productividad laboral también demuestran que el yuan está bastante apreciado, dijo el diario, agregando que las alzas en el valor de la moneda china entre el 2008 y el 2010 superaron los avances en productividad del país en ese periodo.

Añadió que la productividad estadounidense fue 5.4 veces la de China en el 2010, poco menos que las 6.1 veces del 2008 y 12.6 veces la del 2000.

El yuan subió un 10.5% contra el dólar entre el 2008 y el 2010, y ha trepado cerca del 31 por ciento en términos nominales desde una revaluación histórica en el 2005.

El valor del yuan ha sido permanente fuente de conflictos para las relaciones diplomáticas de Estados Unidos y China, ya que varias Washington ha acusado a Pekín de mantener deliberadamente baja la moneda para ayudar a sus exportadores.

China niega las acusaciones y dice que quiere una moneda cuyo valor sea decidido por el mercado, pero insiste en que cualquier cambio a su política cambiaria debe ser gradual.

Los encuentros anuales del Diálogo Estratégico y Económico entre ambos países ya han estado marcados este año por una polémica sobre un disidente chino que pidió refugio en la embajada estadounidense tras escapar de 19 meses de arresto domiciliario.

RDS