A un día de que se entregue el Paquete Económico del año 2017 y tras la inconformidad que se generó entre los mexicanos por haber influido en la visita de Donald Trump a México la semana pasada, Luis Videgaray renunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La vocera de la SHCP, Claudia Algorri, confirmó a El Economista, que Luis Videgaray ya dejó la dependencia y que de momento no se tiene contemplado que ocupe otro cargo público o que esté considerado como uno de los precandidatos del PRI a la gubernatura del Estado de México, que estará en disputa el próximo año.

Oficialmente, la Presidencia de la República invitó a la prensa a un mensaje que realizará el presidente Enrique Peña Nieto a las 11 de la mañana en la Residencia Oficial de Los Pinos.

Luis Videgaray era visto hasta hace unas semanas como uno de los presidenciables del equipo directo de Peña Nieto para la elección general del 2018 después de Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación y que por ahora logra un mayor reconocimiento entre el electorado.

Luis Videgaray deja una enorme deuda

Durante su periodo como representante de la Hacienda Pública mexicana, una de las mayores apuestas de Luis Videgaray fue mantener la estabilidad de las finanzas públicas del país.

Sin embargo, del 2012 al 2016, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) -la medida más amplia de la deuda- representaron y pasaron del 36.4% al 50.5% del Producto Interno Bruto (PIB).

Es decir, en esos cuatro años al frente de la dependencia, la deuda total del país se incrementó 14.1 puntos porcentuales en cuatro años; un crecimiento nunca visto desde el 2000, y considerando sólo los primeros cuatro años de cada gobierno.

Con lo anterior, Videgaray ha sido el secretario de Hacienda que más ha incrementado la deuda del país en el siglo XXI.

En su momento, Jorge Sánchez Tello, economista de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), comentó que si bien desde el sexenio de Felipe Calderón, teniendo al frente en la secretaría a Agustin Carstens, la deuda empezó a incrementarse, en gran razón por la crisis financiera internacional, el gobierno de Peña debió comprometerse en reducirla en vez de aumentarla.

Lo que vemos es que, con Calderón, durante su sexenio, la deuda incrementó en 10 puntos porcentuales del PIB y con Peña en cuatro años ya rebasamos esos 10 puntos y aún nos faltan dos años más; sí es preocupante .

Sánchez Tello mencionó que, desde finales del 2014, las finanzas públicas del país tuvieron que enfrentar los bajos precios del crudo, que impactaron sobre los ingresos petroleros y a Petróleos Mexicanos, así como la depreciación cambiaria.

Cuando inició la actual administración el compromiso principal debió ser reducir la deuda y no incrementarla. Desde el 96 el país había tenido un buen manejo en sus finanzas públicas. Cuando Francisco Gil Díaz fue secretario de Hacienda (2000-2006) la deuda alcanzó niveles mínimos, pero se volvió a dar este rebote a partir del 2009, con Carstens, y no ha dejado de bajar la deuda .

Cómo serían los cambios

De acuerdo con información de nuestras fuentes en las distintas secretarías, los cambios que anunciará el presidente en su gabinete serían los siguientes:

Oficina Sale Entra
Hacienda Luis Videgaray José Antonio Meade
Energía Pedro Joaquín Coldwell Manlio Fabio Beltrones
Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong Roberto Campa
PGR Arely Gómez Renato Sales Heredia
Sedesol José Antonio Meade Miguel Ángel Osorio Chong
Función Pública Vacante Arely Gómez

Fuente: El Economista

La economía que no despegó, pero sí se desinfla

Aunque Luis Videgaray fue uno de los principales artífices de las reformas estructurales y mano fuerte para el presidente Enrique Peña Nieto, también debe recordarse que durante su gestión en Hacienda los números del Producto Interno Bruto de México (PIB) no crecieron como se esperaba con las reformas.

Ya en el segundo trimestre del año quedó demostrado que la economía se contrajo 0.2%, en un comparativo con el primer trimestre del año; estos datos, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y que por supuesto no gustaron a la Secretaría de Hacienda.

Pero la misma dependencia ha reconocido que la economía adolece tanto por factores externos como internos. Recientemente redujo su pronóstico de crecimiento general de entre 2.2 y 3.2%, a un rango de entre 2.0 y 2.6% de expansión para todo el 2016.

El Banco de México fue más lejos que Hacienda, al reducir de 2.0% a 1.7% la estimación de crecimiento para la economía del país este año.

Los círculos cercanos a Los Pinos han confirmado que Videgaray Caso deja Hacienda, pero no que Miguel Ángel Osorio Chong sale de la Secretaría de Gobernación para ir a Desarrollo Social y que el titular de esa dependencia, José Antonio Meade, sustituye a Videgaray.