El estado de Veracruz anunció este jueves que colocó instrumentos de deuda en el mercado local por 4,864 millones de pesos, dinero con el que busca reestructurar parte de sus obligaciones financieras de corto plazo.

La demanda total por los bonos sumó alrededor de 6,000 millones de pesos, principalmente por parte de fondos de pensiones, tesorerías de bancos y sociedades de inversión. No obstante, el monto vendido fue menor a los 6,800 millones de pesos que se habían anunciado inicialmente.

"La reciente operación bursátil no representa deuda nueva para Veracruz, se trata de la reestructuración de pasivos con mejores condiciones de pago", dijo a periodistas el gobernador, Javier Duarte, durante la ceremonia de la colocación de los títulos en la Bolsa Mexicana de Valores.

Los papeles fueron colocados en tres bloques a mediados de noviembre con una garantía de pago por parte del banco de desarrollo, Banobras.

"Tuvimos una sobredemanda, sin embargo, por una estrategia financiera decidimos colocar sólo 5,000 millones de pesos", agregó Duarte.

Hasta el 30 de junio, la deuda total de Veracruz, sumaba 31,815.8 millones de pesos, casi 8% del total del endeudamiento de los estados y municipios del país, según datos de la Secretaría de Hacienda.

Esta es la cuarta incursión del estado en el mercado bursátil. La última vez que Veracruz emitió deuda fue en el 2008 cuando vendió, junto con 198 de sus municipios, un total de 1,208 millones de pesos en papeles a 28 años.

Fitch asignó una calificación de "AA(mex)" a esta nueva colocación, la primera en el mercado por parte de un estado o municipio en México en el transcurso del año, y que fue llevada a cabo a través de los grupos financieros Banamex, BBVA Bancomer y Banorte IXE.

ros