Los contratos para comprar casas usadas en Estados Unidos subieron en marzo más de lo previsto y tocaron su nivel más alto en casi un año, lo que sugiere un impulso sostenido en el mercado de la vivienda.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés) informó este miércoles que su índice de ventas pendientes de casas, basado en contratos firmados el mes pasado, se elevó un 1.4%, a 110.5, el nivel más alto desde mayo de 2015.

NOTICIA: Ventas pendientes de casas en EU suben en octubre

Los contratos se convierten en ventas después de uno o dos meses y el incremento del mes pasado apuntó a un mayor repunte en ventas de casas usadas en abril.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban un avance de 0.5% el mes pasado. Las ventas pendientes de viviendas subieron un 1.4% en la comparación interanual.

erp