Washington.- Las ventas de los minoristas estadounidenses registraron en agosto su mayor alza desde febrero, impulsadas por una fuerte demanda por autos y por los altos precios de la gasolina, aunque la tendencia subyacente apunta a un crecimiento moderado durante el actual trimestre.

Las ventas aumentaron 0.9%, dijo el viernes el Gobierno, que revisó la cifra de julio para mostrar un avance de las ventas del 0.6% desde 0.8% reportado inicialmente.

El alza de agosto superó el incremento de 0.7% que esperaban los economistas, pero los detalles del informe apuntan a un crecimiento apenas moderado del gasto del consumidor durante el tercer trimestre.

Las ventas de autos crecieron 1.3%, la mayor cantidad desde febrero, mientras que las de gasolina subieron 5.5% y anotaron su mayor alza desde noviembre del 2009.

apr