Las ventas minoristas de Brasil registraron en el 2014 su menor incremento en 11 años debido a que los compradores enfrentaron mayores costos del crédito y una alta tasa de inflación, dijo el miércoles la firma de investigación crediticia Serasa Experian.

El indicador de actividad comercial de Serasa, su medición de ventas minoristas, subió 3.7% interanual en el 2014, su ritmo más lento desde el 2003.

El crecimiento se concentró en minoristas de alimentos y vestimentas, mientras que entre los de bienes duraderos como automóviles y electrodomésticos aumentó sólo levemente, afirmó Serasa.

La confianza del consumidor en Brasil está actualmente en su menor nivel desde la crisis financiera global del 2008 y muchos brasileños están concentrados en pagar deudas acumuladas en los últimos años.

El aumento de las tasas de interés y el empeoramiento del panorama para la economía de Brasil también mantuvieron al margen a muchos compradores en los últimos meses.

En la semana de ventas navideñas del 18 al 24 de diciembre del 2014, las ventas minoristas cayeron 1.7% interanual, informó Serasa.

Las cifras minoristas de Serasa preceden a las del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

En su más reciente informe, emitido el 12 de diciembre, el IBGE dijo que los volúmenes de ventas minoristas subieron 1.8% interanual en octubre.

abr