Una medición subyacente del gasto del consumidor estadounidense bajó imprevistamente en diciembre, aunque no sería el inicio de una tendencia débil pues el consumo s e sostendría en base a los precios más bajos de la gasolina y la mejora del mercado laboral.

El Departamento de Comercio informó este miércoles que las ventas minoristas sin contar autos, gasolina, materiales de construcción y servicios alimentarios cayeron 0.4% el mes pasado tras un aumento de 0.6% en noviembre.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un avance de 0.4% el mes pasado en este rubro.

erp