Las ventas minoristas alemanas subieron por quinto año consecutivo en 2014, creciendo 1.4% en términos reales, según mostraron datos este viernes, reflejando el creciente optimismo de los consumidores de la mayor economía europea.

La confianza del consumidor alemán creció el año pasado ya que los consumidores se beneficiaron de la fortaleza del mercado laboral, la subida de los salarios y la baja inflación. El consumo privado ayudó a subir el PIB 1.5 por ciento.

En diciembre, las ventas minoristas subieron 0.2% mensual en términos reales tras avanzar con fuerza en octubre y noviembre.

"Las ventas minoristas promedio mensuales en el cuatro trimestre subieron 1.6% respecto a la media del tercer trimestre, lo que sugiere que el consumo realizó un importante contribución al PIB en el cuarto trimestre", dijo Christian Schulz, economista de Berenberg Bank.

Las ventas minoristas alemanas registraron su mayor subida anual en dos años y medio en diciembre, subiendo 4%, a eso ayudó un día de compras adicional respecto al mismo mes del año anterior.

El indicador suele ser muy volátil y las cifras a menudo son revisadas el siguiente mes.

erp