Los contratos para comprar viviendas usadas en Estados Unidos cayeron más de lo esperado en diciembre, ya que un inventario limitado y un aumento en los precios de las viviendas desalentó a los compradores.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés) informó este jueves que su índice de ventas de casas pendientes, basado en contratos firmados el mes pasado, cayó 3.7% a 100.7.

La NAR también revisó levemente su índice en noviembre a 104.6.

Los economistas sondeados por Reuters esperaban un alza de 0.5% en diciembre desde el nivel reportado anteriormente.

erp