Sao Paulo.- Las ventas de vehículos en Brasil registrarían una recuperación endeble este año tras anotar en el 2013 su primera caída anual en una década, dijo el martes un grupo de la industria, ante la débil confianza del consumidor y condiciones más restringidas para el crédito en el cuarto mayor mercado automotor del mundo.

Las ventas de autos nuevos deberían subir 1.1% este año, tras la baja de 0.9% del 2013, según la asociación nacional de fabricantes de vehículos, Anfavea.

El amargo pronóstico se produce luego del crecimiento anual promedio superior al 10% en los 10 años anteriores.

También se prevé un estancamiento en la producción, que crecería apenas 0.7% a medida que la expiración de los incentivos del Gobierno y el equipamiento de seguridad obligatorio más costoso eleven los costos, según Anfavea.

La baja en las ventas subraya la extensión del malestar que pende sobre la economía brasileña. Por mucho tiempo, los fabricantes se habían quejado de los limitantes impuestos y costos laborales, pero al menos los incentivos que ofreció el Gobierno mantenían la actividad en los salones de las concesionarias.

El crecimiento de las ventas se desaceleraría a apenas 3% por año durante la próxima década, según cálculos de los economistas que asesoran a una asociación de concesionarios brasileños.

Ciudades atestadas de tráfico y la creciente carga de deuda de las familias han empeorado la desaceleración, pese a los incentivos tributarios ofrecidos por el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

En el 2012, cuando se ofrecieron por primera vez, los estímulos impulsaron las ventas. Sin embargo, los economistas advirtieron que su influencia era más en el momento de las compras que en la demanda subyacente.

RESULTADOS DE DICIEMBRE

Las mayores inversiones en las fábricas de Brasil han sido realizadas por la italiana Fiat SpA, la alemana Volkswagen AG y las estadounidenses General Motors Co y Ford Motor Co, que representan más de 70% de las ventas de vehículos en Brasil.

Las ventas de las marcas principales se aceleraron en el último mes de 2013, gracias a las descuentos ofrecidos durante las festividades y antes del retorno de impuestos más altos.

Fiat siguió siendo el mayor vendedor de autos y camiones livianos en diciembre, con 65,200 registros nuevos.

VW apenas consiguió mantener el segundo lugar superando a GM, con ventas por cerca de 61,900 autos de pasajeros contra las casi 61.200 unidades del fabricante estadounidense.

Ford vendió unos 31,500 vehículos.

El francés Renault SA mantuvo su ventaja sobre Hyundai Motor Co con unos 25,800 nuevos registros contra las casi 22,100 ventas de su rival coreano.

En total, las ventas de autos en Brasil subieron 16.8% en diciembre desde noviembre.

La producción disminuyó 18.6% en el mes debido a que inventarios altos y las fiestas de fin de año frenaron las líneas de ensamblaje.

Anfavea calcula un crecimiento de 2.1% en las exportaciones este año, contra el salto del 26.5% del 2013 a medida que Argentina reduzca sus importaciones de autos brasileños, que contribuyeron a la merma en su balanza comercial el año pasado.

Los envíos a Argentina y nuevos aranceles sobre autos importados elevaron la producción de las plantas de autos de Brasil en 9.9% el año pasado, desde la caída de 0.9% en el 2012.

Autos Brasil

mac