Sao Paulo.- Las ventas de vehículos motorizados en Brasil cayeron en enero, un mes después de que los consumidores acudieron en gran número a las concesionarias en el cuarto mayor mercado automotor del mundo para aprovechar descuentos de fin de año y exenciones tributarias próximas a expirar.

Las ventas de autos bajaron 11.7% en enero frente a diciembre, luego de subir 16.8% el mes anterior, según datos divulgados el jueves por la asociación nacional de fabricantes de vehículos, Anfavea.

El Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff redujo los impuestos sobre automóviles en el 2012 en un esfuerzo por elevar las manufacturas, impulsar el consumo y proteger puestos de trabajo.

A muchos compradores locales de autos les preocupaba que los impuestos fueran completamente reinstaurados a comienzos de año, lo que explica las abultadas cifras de ventas de diciembre.

El Ministerio de Hacienda de Brasil aplacó esos temores sólo a fines de diciembre, cuando dijo que el impuesto sería reintroducido en forma gradual.

Aunque los estímulos respaldaron a la industria automotriz cuando fueron aplicados, los economistas han advertido que las medidas temporales sólo influyeron en el momento en que se realizaron las compras en vez de afectar a la demanda subyacente.

Las concesionarias prevén que las ventas se estanquen o caigan nuevamente este año en la medida en que los impuestos sean reinstaurados.

Se prevé que el crecimiento de las ventas se desacelerará a sólo 3% por año en la próxima década, menos que la bonanza de dos dígitos de los últimos 10 años, según economistas que asesoran a una asociación de concesionarias automotrices brasileñas.

La producción de autos se incrementó 2.9% en enero en la medida en que las fábricas volvieron a registrar actividad tras los feriados por fiestas de fin de año. La producción había caído 18.6% en el mes previo.

Brasil es un mercado clave para las mayores automotrices del mundo, entre ellas la italiana Fiat SpA, la alemana Volkswagen AG y las estadounidenses General Motors Co y Ford Motor Co.

Fiat siguió siendo el mayor vendedor de autos y camionetas en enero, con 63,049 nuevos registros. Volkswagen mantuvo el segundo lugar, con la comercialización de 56,133 vehículos de pasajeros, que se compara con los 53,892 autos y camionetas vendidos por General Motors.

En conjunto, las automotrices en Brasil fabricaron alrededor de 237,500 nuevos autos y camiones el mes pasado, con ventas que sumaron unas 312,600 unidades, afirmó Anfavea.

mac