Las autoridades venezolanas allanaron el lunes dos casas de Bolsa por presuntas irregularidades cambiarias, como parte de un plan del presidente Hugo Chávez para incrementar el control gubernamental sobre el mercado no oficial de divisas.

El Mandatario de Venezuela firmó el domingo una reforma legal que dará al banco central exclusividad para operar con divisas en el país, ya sea en monedas o títulos valores, pese a que analistas creen que esa estrategia generará más inflación y menos confianza en la economía.

La investigación del caso se inició el 14 de mayo, ante la denuncia de representantes de la Comisión Nacional de Valores, sobre presuntas irregularidades por parte de las operadoras cambiarias, las cuales, al parecer obviaban el ordenamiento jurídico vigente , dijo la Fiscalía en un comunicado.

Las casas afectadas son Sociedad de Corretaje de Valores Heptagon y Casa de Bolsa Finalca, dos firmas de poco tamaño que operan en Caracas.

La semana pasada, las autoridades allanaron cuatro casas de cambio presuntamente ilegales y detuvieron a una persona como parte del operativo.

Las redadas se produjeron pese a que la ley todavía debe ser publicada en la Gaceta Oficial para entrar en vigor, algo que estaba previsto para el lunes.

La aprobación de la nueva ley por la Asamblea Nacional de Venezuela, la semana pasada, prácticamente paralizó las operaciones de cambio no reguladas, a la espera de conocer el nuevo mecanismo.