Estados Unidos debería mantener una moderada expansión en 2016 y 2017, según estimaciones de la Casa Blanca divulgadas este martes en el proyecto de presupuesto.

El crecimiento del PIB será de 2.6% en 2016 y 2017 mientras que la tasa de desempleo caerá este año a 4.7% y a 4.5% en 2017, proyecta el gobierno estadounidense.

Las previsiones están en línea con las del Fondo Monetario Internacional, pero son más optimistas que las de la Reserva Federal de Estados Unidos, que espera un crecimiento de 2.4%, igual al del año pasado, para 2016 y de 2.2% para 2017.

NOTICIA: Consumidores dan respiro a la economía de Estados Unidos

La Casa Blanca admite que el ritmo de crecimiento económico es "bastante modesto" a pesar de que considera que Estados Unidos tiene la economía "mas fuerte y durable del mundo".

Empero advierte que "la debilidad del exterior, en Europa y en los países emergentes, pueden pesar en el crecimiento de los próximos años".

El documento menciona especialmente el enlentecimiento de la economía de China y la contracción económica de Rusia y Brasil.

erp