El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que las intervenciones extraordinarias que están conduciendo las autoridades financieras mexicanas para estabilizar al mercado cambiario tienen que ser temporales pues resultan insostenibles.

Al interior de las conclusiones a la revisión del Artículo IV del Convenio Constitutivo del FMI para México reconocieron que deberían ser analizados los beneficios de la intervención respecto al costo de ir agotando las reservas internacionales .

Desde Washington, en conferencia telefónica para presentar las conclusiones de la revisión al Artículo IV, la directora de División del Hemisferio Occidental del FMI, Dora Iakova, reconoció que estos activos tienen respaldo en la Línea de Crédito Flexible (LCF) que tiene abierto el país en el organismo por 70,000 millones de dólares.

No obstante, advirtió que las autoridades mexicanas deben recordar que las reservas internacionales son fundamentales para enfrentar choques externos que podrían seguirse produciendo.

Cierto, la LCF fortalece y protege las reservas, pero también es cierto que se han utilizado en el último año para ayudar a mejorar las condiciones del mercado cambiario. Y deben recordar que tienen que mantener un nivel de reservas para enfrentar choques externos que pueden seguirse produciendo , aclaró. En lo que va del año, la reserva internacional del Banxico acumula una reducción de 19,419 millones de dólares.

El mecanismo de subastas de dólares fue retomado por la Comisión de Cambios desde diciembre del 2014 para proveer liquidez al mercado. A partir de agosto, fue reforzado para reducir la probabilidad de que presiones adicionales pudiesen perturbar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario nacional , abundaron.

Este reforzamiento supone el incremento del monto diario a subastar sin precio mínimo desde 52 millones de dólares que se colocaban en el primer semestre a 200 millones que comenzaron a liquidarse diariamente a partir de agosto.

Y también incluye la reducción del porcentaje que detona la subasta extraordinaria de 200 millones de dólares al completarse una depreciación entre jornadas de 1% del peso frente al dólar.

En el lapso ubicado entre agosto, que es cuando se reforzó el mecanismo de subastas, y el 6 de noviembre, se han liquidado 16,309 millones de dólares provenientes de la reserva.