El gobierno de Uruguay pretende incluir a todos sus socios del bloque Mercosur en las negociaciones para suscribir un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China, anunciadas en la noche del martes por el presidente Luis Lacalle Pou.

El mandatario había informado sobre el inicio del proceso para lograr un acuerdo por fuera del bloque regional en julio, durante la cumbre de presidentes del Mercosur, lo que generó asperezas con sus socios Argentina -principalmente-, Brasil y Paraguay.

"Que Uruguay sea puerta de entrada del Mercosur (en China), con el Mercosur mismo. Ese es el objetivo final y quizá el más importante", explicó el secretario de la Presidencia de Uruguay, Álvaro Delgado.

La Cancillería de Argentina -uno de los principales detractores de los TLC por afuera del bloque- prefirió no realizar comentarios sobre la noticia.

Sin embargo, el ministro de Desarrollo Productivo argentino, Matías Kulfas, se mostró crítico ante el proceder del gobierno uruguayo.

Uruguay "puede hacer un acuerdo bilateral con China por afuera del Mercosur o puede seguir en el Mercosur. La normativa del Mercosur es muy clara: los acuerdos se hacen en bloque, no se hacen de manera bilateral", dijo Kulfas.

"Es una decisión que tomará el gobierno uruguayo y estaremos observando qué es lo que hace", agregó.

China es el principal socio comercial de Uruguay, con un 30% del total del comercio exterior, según datos oficiales. La mayoría del comercio es de materias primas, aunque el gobierno uruguayo se propone avanzar en intercambios en servicios, tecnología, turismo y electrónica.

Actualmente, la carne es el principal producto exportado a China (56%), por un total de 351.4 millones de dólares en el segundo trimestre de 2021, según el informe de relaciones comerciales entre Uruguay y China de la Universidad Católica del Uruguay.

Lacalle Pou sostuvo el martes que el "planteo formal" del gobierno chino implica "avanzar en un TLC, en un estudio de prefactibilidad y posteriormente, si hay acuerdo, avanzar en el TLC propiamente dicho". A pedido de China, ese estudio inicial deberá culminar a fin de año, aclaró.

Consultado sobre las consecuencias que esto pueda tener para el futuro del bloque, Lacalle dijo confiar en que no haya "rispideces", porque Uruguay "ha sido muy leal en esto, todo el mundo sabía cuál era el camino".