El Gobierno de Uruguay decidió elevar en 6.9% la tarifa de electricidad, un aumento superior al previsto que apunta a contener el alto déficit fiscal del país, dijo el miércoles un funcionario.

La empresa estatal de electricidad, UTE, había propuesto una subida de 3.9%, pero el Ministerio de Economía priorizó la recaudación de fondos para contrarrestar el déficit fiscal de 3.6% del Producto Interno Bruto.

"Las tarifas subirán 6.9% y ello incluye además del aumento, menor que la inflación, valores para promover la eficiencia energética", dijo en conferencia de prensa luego del Consejo de Ministros el titular de la cartera de Industria, Roberto Kreimerman.

En 2014 se registró una inflación de 8.26%, superior al 7% del techo del rango fijado por las autoridades, que aplican una política monetaria contractiva para combatir el alza de los precios.

Se espera que en breve sea anunciado el incremento de la tarifa de agua. Los combustibles, en tanto, experimentaron una rebaja promedio de 3.8% debido a la caída en el precio del barril de petróleo.

abr