El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, indicó que en la actualidad a los grandes contribuyentes se les atribuyen 186,040 millones de pesos en créditos fiscales por lo que urgió una reforma fiscal para evitar que dichos adeudos se queden en la cartera de créditos con “baja probabilidad de cobro”.

El legislador de Morena precisó que, con base en información publicada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, los créditos fiscales en el país ascienden a 747,177 millones de pesos, de los cuales las grandes empresas son deudoras de alrededor de 25% del monto total.

En este sentido, Ramírez Cuéllar afirmó que el sistema tributario del país mantiene espacios que pueden ser perfectibles, que en la actualidad son ocupados por los grandes contribuyentes para aplazar el pago de impuestos a través de sus despachos fiscales con el objetivo de obtener beneficios por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para reducir el monto del adeudo o incluso evitar el pago completo.

Mediante una nota de prensa, el diputado refirió que es necesario trazar una ruta política para una reforma tributaria, un tema que será parte central de los foros que se plantean generar en la materia, y que se centrarán en las reformas necesarias para evitar la evasión fiscal.

“Los 81,762 millones de pesos considerados en los créditos de baja probabilidad de cobro representan 0.9% del Producto Interno Bruto (PIB), recursos públicos que debieran ser captados y dirigidos hacia los servicios y necesidades más urgentes de la población”, enfatizó.

Por último, Ramírez Cuéllar llamó a sumar esfuerzos para endurecer las reglas fiscales en el país y con ello evitar que las grandes empresas evadan sus obligaciones fiscales.

Con lo que además, dijo, se mejoraría la última posición que México tiene con respecto a las economías de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en materia de recaudación de impuestos, ya que en la actualidad los tributos que recauda el país apenas representan 17.2 % del PIB.

De acuerdo con los mismos datos de la OCDE, el promedio de recaudación entre los países que integran al organismo multilateral es de 34.3 por ciento.

En la Cuenta Pública del 2016, la Auditoría Superior de la Federación generó una auditoría sobre el SAT en donde advirtió que la autoridad en impuestos tenía problemas para recuperar los créditos fiscales que habían sido controvertidos y que la sentencia había sido a favor del mismo SAT.

En ese entonces, la auditoría indicó que de un universo de más de 77,000 millones de pesos, el SAT había logrado recuperar un poco más de 2% debido a “la antigüedad que llegan a tener los adeudos y el tiempo que lleva gestionar el pago de una omisión de contribuciones, como se verificó en la revisión practicada, en la que se identificaron créditos fiscales en los que transcurrieron de 10 hasta 20 años para ser dados de baja, sin cobro alguno, o incluso, aún siguen activos en proceso de investigación de bienes”.