El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo que la consolidación presupuestaria en la zona euro supondría un impacto económico a corto plazo, pero el bloque de la moneda única está en camino a una recuperación en el segundo semestre del 2013.

"Todavía no hemos salido de la crisis", dijo Draghi a la radio Europe 1. "La recuperación de la mayor parte de la zona euro sin duda se iniciará en el segundo semestre del 2013".

"Es cierto que la consolidación presupuestaria implica una contracción a corto plazo de la actividad económica, pero esta consolidación presupuestaria es inevitable", sostuvo Draghi.

Draghi dijo que los gobiernos de la zona euro deben avanzar rápidamente con la implementación de una unión bancaria, que debe aplicarse a todos los bancos para evitar la fragmentación del sector.

Para lograr una mayor integración, los estados miembros deben aceptar ceder más soberanía, mientras buscan reformas estructurales para reducir la rigidez en los mercados de servicios y mano de obra, sobre todo en Francia e Italia, agregó Draghi.

La agencia calificadora Standard & Poor's despojó a seis estados de la zona euro de su calificación de crédito "AAA" en enero, y Moody's rebajó la calificación de Francia en un escalón este mes a Aa1.

Draghi dijo que si bien las rebajas no tuvieron un impacto inmediato en los costos de endeudamiento, eran una señal que los gobiernos deben tomar en serio.