Los líderes de la Unión Europea (UE) pedirán a los cuatro principales funcionarios del bloque que diseñen un mapa de ruta detallado para crear una unión económica y monetaria genuina, de acuerdo con el borrador de las conclusiones de una cumbre europea.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy; el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso; el presidente del eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, prepararon un informe para los líderes sobre cómo completar la unión económica.

Ése sería el paso previo a la emisión de deuda conjunta.

El reporte, titulado Hacia una genuina unión económica y monetaria , establece los cuatro bloques esenciales para el futuro de la zona euro: un marco financiero y de política económica integrado, un marco de trabajo presupuestario conjunto y un fortalecimiento de la legitimidad democrática y la responsabilidad.

En tanto, los primeros ministros y jefes de gobierno de los países que integran la UE cerrarán hoy su vigésima cumbre desde que comenzó la crisis de deuda de la zona euro, hace poco más de dos años.

Italia y España todavía tendrían que pedir asistencia, algo que no quieren hacer, y estarían sujetas a condiciones de política fiscal y monitoreo internacional. Pero podría ser que no se les requieran más medidas de austeridad y reformas estructurales de las que ya han emprendido, dijeron las fuentes.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, líder de una de las naciones acreedoras del norte de Europa que siguen una línea más dura, dijo que la zona euro podría usar sus herramientas existentes para resolver el problema del mercado.

¡NEIN!

Merkel enfrenta exigencias domésticas para que se mantenga firme y rechace todos los esfuerzos para que Alemania suscriba créditos europeos o apuntale bancos de otras naciones del bloque, lo que, según algunos de sus socios, podría ser la única forma para salvar a la moneda única.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, han fijado unas metas de largo plazo para crear un Tesoro de la zona euro que emita bonos en forma conjunta a mediano plazo y para establecer una unión bancaria con supervisión central, una garantía de depósitos conjunta y un fondo de resolución.