La Unión Europea (UE) podría ofrecer al Reino Unido una relación más cercana tras el Brexit si la primera ministra, Theresa May, decide permanecer en la unión aduanera del bloque, dijeron diplomáticos.

La UE espera que Londres pueda cambiar de postura sobre qué relaciones quiere tras el Brexit después de que la Cámara Alta del Parlamento desafió al gobierno en un proyecto de ley clave, relacionado con el plan de May de abandonar la unión aduanera.

Diplomáticos y altos cargos en Bruselas citaron pequeños avances en las negociaciones del Brexit desde la última reunión de todos los líderes de la UE en marzo. Entonces, los 27 países miembros le dieron a May luz verde para comenzar las conversaciones sobre la futura relación de las dos partes.

El impasse se debe en gran parte a que Bruselas y Londres, hasta ahora, han esbozado posturas en conflicto sobre su nuevo acuerdo tras el Brexit.

El Reino Unido dice que abandonará el mercado único de la UE y la unión aduanera tras el Brexit, pero Boris Johnson, ministro de Exteriores británico aclaró que “eso no significa que estamos saliendo de Europa, pero implica que debemos cambiar nuestra relación con las instituciones de la UE”.

La Unión Europea argmenta que esos límites suponen que el único marco posible para la cooperación entre el Reino Unido y el bloque en el futuro es un pacto comercial.

A su vez, esto no satisface la ambición de Londres de lograr un acuerdo extenso y a la medida.

Pero la Cámara de los Lores desafió la semana pasada la negativa de May a permanecer en la unión aduanera de la UE tras el Brexit y se espera que la Cámara Baja celebre una votación el próximo mes.

La legislación establece el marco legal para la salida de Gran Bretaña del bloque europeo el 29 de marzo del año próximo.