El ex ministro de Finanzas de Sudáfrica, Trevor Manuel descartó el viernes sumarse a la carrera para dirigir el Fondo Monetario Internacional, pese a los llamados de parte del mundo emergente para que lo hiciera.

El retiro de Manuel despeja parcialmente el camino para la candidata favorita, la ministra de Economía de Francia Christine Lagarde.

"Es importante entender que las decisiones tienen lugar en el contexto de la política mundial. En ese contexto, he decidido no entrar en la competencia", declaró en una conferencia de prensa.

Al mismo tiempo, Manuel se mostró crítico de los países emergentes por no hacer más para presentar un candidato común que compitiera con Lagarde para un puesto tradicionalmente en manos de un europeo.

"Se debería hacer mucho más para demostrarle a los europeos que este derecho de nacimiento no es suficiente", afirmó.

Manuel dijo además al medio sudafricano SAFM que su principal foco era asegurar que Sudáfrica, que ha desafiado las críticas con un fuerte desarrollo económico desde el fin del apartheid en 1994, siguiera siendo una historia de éxito.

"Mi adrenalina está fluyendo sobre Sudáfrica ahora mismo. Es donde está mi foco", dijo.

Manuel desmintió así un reporte de la revista Emerging Markets, que había dicho que Sudáfrica lo nominaría el viernes al cargo de director gerente del Fondo Monetario Internacional.

DOCH