Bruselas.- Los costos del transporte y los combustibles aceleraron la inflación de la zona euro en agosto por primera vez en 11 meses, pero economistas dijeron que un menor ritmo de aumento en los precios subyacentes debería mantener la puerta abierta para un nuevo recorte de la tasa de interés.

La inflación al consumidor en el área de las 17 naciones fue de 2.6% en agosto, informó el viernes la oficina de estadísticas de la Unión Europea Eurostat, una cifra que confirmó la estimación previa. Se trató del primer avance desde septiembre del 2011.

La tasa de inflación había estado en 2.4% en mayo, junio y julio, por encima de la meta del Banco Central Europeo (BCE) de quedar por debajo o cerca del 2 por ciento.

En la medición intermensual, Eurostat dijo que los precios habían subido en 0.4% en agosto, en comparación al alza del 0.5% registrada en julio.

Sin embargo, excluyendo la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco, la tasa de inflación anual fue de 1.5%, al tiempo que los costos de las comunicaciones presentaron los mayores descensos y anotaron una caída interanual del 3.1 por ciento.

La inflación subyacente, que excluye a la energía y los alimentos no procesados, fue de 1.7%, su menor nivel en un año.

"Parece ser altamente probable que el Banco Central Europeo reduzca las tasas de interés desde 0.75 a 0.50% en el cuarto trimestre, y es muy posible que la medida se produzca en octubre", dijo Howard Archer, economista de IHS Global Insight.

Los precios del transporte subieron 4.8% en agosto respecto del año anterior, mientras que los costos del tabaco aumentaron 4.5% y los de la vivienda 4.1 por ciento.

Los futuros del crudo Brent escalaron a un máximo de 117 dólares el barril en agosto, aunque el euro se apreció frente al dólar durante el mes. El precio del combustible había estado por debajo de los 100 dólares el barril durante buena parte de junio.

Excluyendo las comunicaciones, los precios de la recreación, la cultura y la educación presentaron los mayores retrocesos.

Cuando la estimación fue dada a conocer a fines de agosto, algunos economistas consideraron que la inflación podría acelerarse más en septiembre.

La semana pasada el BCE elevó sus proyecciones sobre la inflación a entre 2.4 y 2.6% para el 2012 y a entre 1.3 y 2.5% en el 2013.

apr