Los precios al consumidor de Brasil subieron más de lo esperado en noviembre presionados por el sector de transporte, en una señal de que el Banco Central ya casi no tiene espacio para seguir bajando las tasas de interés.

El ente estatal de estadísticas dijo que el índice de precios minoristas IPCA subió un 0.6% el mes pasado, superando a los 35 pronósticos de analistas consultados por Reuters para un sondeo.

Según la mediana de esa consulta se esperaba que la inflación fuese del 0.5%. El índice IPCA había subido un 0.59% en octubre.

En los doce meses a noviembre la inflación alcanzó al 5.53%, por encima del 5.45% de los 12 meses a octubre.

La meta del Gobierno es de una inflación del 4.5%, con un margen de dos puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

Aún cuando la inflación anualizada sigue estando dentro del objetivo oficial, la inesperada subida de noviembre deja al desnudo los riesgos de seguir recortando las tasas de interés durante el año que viene.

El Banco Central ha recortado violentamente las tasas de interés en los últimos meses para llevarla a un mínimo histórico del 7.25%. Pero ahora ha dado señales de que las mantendría estables por un tiempo prolongado

Los rendimientos de los futuros de las tasas de interés 0#2DIJ: subieron tras la publicación del dato de inflación, lo que muestra que los analistas ven menos posibilidades de más recortes en el tipo de referencia Selic en el 2013.

RDS